1622144_622645594439242_1157083571_n

Tod@s escuchamos a menudo comentarios como: “Me encanta el surf y me gustaría practicarlo, pero ya soy demasiado mayor para hacerlo. ¡Ojala lo hubiese aprendido cuando era más joven!» Y conocemos personas que por miedo, falta de confianza o una idea equivocada del surf, nunca se atreverían a empezar a pesar de admirarlo.

En Wipeout creemos que hay un surf para todos, a cualquier edad. El surf no es un deporte exclusivo de jóvenes atléticos y bronceados, como presentan los anuncios publicitarios. Tampoco una disciplina rígida para «educar» a los hijos. Sorprende la vitalidad y energía de aquell@s conectados con las olas de por vida, tengan los años que tengan.

El surf se disfruta por hombres y mujeres de todas las edades en el mundo y no es una actividad que requiera ser aprendida en la infancia o juventud. En la búsqueda de la salud, la felicidad y el bienestar, ¿Porque no comenzar a surfear? Nunca se es demasiado mayor para disfrutar surcando las olas.

Con las expectativas y calidad de vida aumentando, con modos de vida más sanos imponiéndose, aprender a surfear en la madurez es una sabia decisión. No somos jamas demasiado mayores para aprender algo nuevo, para sentir la sensación de las olas. El surf puede ayudarte a sentirte vivo, crearte retos, acercarte al océano, y a la vida, desde una perspectiva única.

Compartimos 5 reflexiones que apoyan los beneficios de aprender a surfear a cualquier edad:

1.- El surf desarrolla el equilibrio y aumenta la fuerza física. ¿Por que no darte de baja del gimnasio y convertir el mar en tu área de entrenamiento cada día? Surfear es un ejercicio sensacional, fortalece todas las partes del cuerpo y genera coordinación, mejorando cada día con la practica y la repetición de los movimientos. Aunque, recuerda, una de las maravillas del surf es que ninguna ola es igual a otra.

2.- Aprender algo nuevo es excitante. La increíble sensación de mantenerse de pie en una tabla sobre las olas es algo único, inolvidable y adictivo que crea una gran satisfacción. Esa satisfacción y entusiasmo pasará a otras partes de tu vida y te convertirá en una persona más feliz en general, un nuevo espíritu de juventud y entusiasmo para tu existencia. Energía 100% natural.

3.- Para aprender a hacer surf  puedes marcarte tu propio camino y ritmo. Después de unas clases de iniciación en una escuela profesional, puedes surfear donde y cuando quieras. Siendo consciente de los limites de tu habilidad o nivel en ese momento y respetando el protocolo en el agua con los otros surfistas. Si está muy grande para ti, no te arriesgues. Ademas las tablas de surf son custom, hechas artesanalmente y pueden adaptarse a tus características personales. Tu escoges el volumen, largura, flotabilidad… para que utilices la que sea adecuada para ti.

4.-Hay una enorme comunidad de surfistas de todas las edades en el mundo, El surf es una manera ideal de hacer nuevos amigos y compartir con ellos sesiones de olas y viajes. Todo un mundo de apasionados a esta forma de vida que te inspirará con puntos de vista e historias increíbles. Ademas, si tienes familia, ¿qué mejor que surfear con tus hijos?

5.- El surf  relaja. Tras una sesión entre las olas, tus problemas de tierra, el stress, la ansiedad del día a día, quedan en un segundo termino y sales del agua lleno de energía positiva y una gran sonrisa. Hay estudios científicos que consideran a los surfistas como uno de los grupos de personas más felices por la influencia de este deporte en sus vidas.

Podríamos seguir hablando de las muchas ventajas del surf y su accesibilidad para cualquiera, a cualquier edad. Os dejamos esta pequeña galería de imágenes que anima a lanzarse a disfrutar este deporte y simplemente nos remitimos al dicho: «No envejeces surfeando, te haces viejo si dejas de surfear»

10422419_721960107865179_663268281341782201_n 10665757_839405549427166_9107386487473114984_n 10659403_347081835461713_8248444402619874208_n edaddd edada joni sternbrach 10646633_870798302953669_2548854477073556490_n

5 COMENTARIOS

  1. excelente nota! Coincido y cada día lo disfruto más. Comencé a los 40 y no quiero dejar de hacerlo!! cada día más entusiasmada y disfrutando más y más!!

  2. Creo que es verdad todo lo que dice el artículo, pero yo matizaría un par de cosas: una que habría que hacer algo de mención en que si se empieza con baja forma la progresión será muy lenta al principio aunque constante, y con olas pequeñas. Porque el cuerpo necesita adaptarse, desde los tobillos hasta el cuello. A paste de esta lentitud en el progreso, es que se debería mencionar también el paddle surf, pues es igual que el surf, pero mas estable, y mucho mejor para aprender y para que el cuerpo se adapte a este deporte. Y por ultimo, creo que poner fotografias de gente vieja con la piel arrugada y en los huesos, no es muy atractivo para hacer propaganda de este deporte entre la gente madura, que está lejos de ser vieja, estoy seguro que haber puesto fotos de tios de 60 o 70 años, con buena musculatura (culturistas) y con la piel todavia bastante lustrosa, sería mucho mejor para atraer a gente de todas las edades.
    Yo empecé a los 45 con el kite surf, y a los 52 con el paddle surf, y lo disfruto igual que un niño!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.