• John John Florence revalida su corona como campeón del mundo de la WSL.
  • Gabriel Medina, su máximo rival en la lucha por el título, quedó eliminado en cuartos de final.
  • Florence es el primer surfista capaz de encadenar dos mundiales seguidos después de que Kelly Slater hiciera lo propio en 2011, año en el que consiguió su undécimo mundial.

John John Florence es el nuevo campeón del mundo. Tras un final de temporada muy emocionante, en el que ha habido diversas alternativas, el hawaiano ha sido finalmente quien se ha impuesto en la lucha por el mundial. Lo ha hecho, además, en la ola que mejor conoce y la que le ha hecho ser el surfista que es hoy.

Nada más hacerse oficial el triunfo de Florence, el flamante campeón del mundo hacía las siguientes declaraciones en los micrófonos de la WSL: “Ganar aquí, en casa, es un sueño! […] Ha sido un evento muy duro, sin duda, pero también ha sido muy divertido. He tenido que aprender de mi mismo y lidiar con la presión. Es muy complicado cuando tienes enfrente a un rival como Gabriel, especialmente en Pipe, porque es un surfista increíble […] La verdad es que en estos dos últimos heats estaba bastante nervioso. Ha sido un año espectacular y estoy muy feliz!”

John John Florence revalida el título mundial. Fotocred: Steve Sherman
John John Florence es el número 1 un años más. Fotocred: WSL / Steve Sherman

Un Pipe Masters lleno de alicientes

Lo cierto es que esta edición del Billabong Pipe Masters ha tenido todos los alicientes que necesita un final de mundial; Grandes mangas, tensión, emoción, polémicas, y el desenlace tardío del título han sido las principales características del evento. Una prueba en la que las condiciones meteorológicas también han jugado un papel clave, alargando el evento hasta sus últimos días de período oficial. La falta de olas inicial dio paso a una gran tormenta, que barrió literalmente la North Shore de Oahu. Afortunadamente, los últimos dos días de competición ofrecieron un swell limpio, aunque ligeramente inferior a lo que suele ser Pipeline en condiciones “normales”.

De este modo, la competición daba inicio el lunes 11 de diciembre, con la celebración de las nueve primeras mangas de ronda 1. Mientras que John John Florence y Jordy Smith pasaban directamente a ronda 3, Gabriel Medina y Julian Wilson debían hacer escala en segunda ronda. Después de cuatro días de lay days consecutivos, la prueba al fin cogía velocidad de crucero durante la jornada del domingo. Tras los pases de Medina y Wilson a ronda 3, el día nos dejaría los primeros grandes titulares: La eliminación de Jordy Smith en tercera ronda (decepcionante final de circuito para el sudafricano, eliminado en R3 en los tres últimos eventos del CT) y el fin de cualquier opción para Julian Wilson de hacerse con el título.

Jeremy Flores ha tenido un papel destacado en la lucha por el mundial. Fotocred: WSL / Damien Poullenot
Jeremy Flores, protagonista importante en esta edición del Pipe Masters. Fotocred: WSL / Damien Poullenot

Sin embargo, la jornada tuvo lugar para la polémica, especialmente en las mangas de John John Florence y Gabriel Medina. Si el brasileño superaba a Josh Kerr (en su última manga de un CT) con un tanteo de 10.00 a 9.83, obteniendo un riguroso 3.43 por un aéreo tan espectacular como incompleto, más ajustada fue aún la manga de Florence.

Aquí fue su rival, el joven Ethan Ewing (que se jugaba su futuro en el CT 2018) quien, aparentemente, fue perjudicado. El australiano necesitaba un 4.67 para eliminar a Florence de la carrera por el título, y su última ola si que obtuvo esa nota, al menos para dos de los tres jueces de su manga. Sin embargo, la valoración del tercer juez bajó la media y su puntuación quedó en un 4.60, dejando el score final de la manga en un 10.87 a 10.80 a favor del líder del circuito.

Florence vs Medina, la batalla en la distancia

Con todos los focos puestos en Florence y Medina se llegaba al lunes, día en el que se decidiría el nuevo campeón del mundo. El hawaiano consiguió dar un gran paso al superar su emparejamiento de ronda 4. Florence volvía a evitar un cruce de eliminación directa, suerte que no correría su rival por el título.

Tras quedar por detrás de Jeremy Flores en su manga de cuarta ronda, Medina protagonizaría una de las mangas destacadas de esta edición al tenerse que enfrentar a Kelly Slater. El brasileño, con un inicio fulgurante, puso rápidamente en situación de combo a Slater (17.97 – 3.83). Sería en ese momento cuando se produciría la acción destacada de la manga. Kelly, que no tenía la preferencia, se lanzó a por un tubo profundo en Backdoor. Al verlo, Gabriel remó la ola con intención de bloquear el recorrido del americano, en una acción cuanto menos peligrosa. El desenlace, cuanto menos, fue de lo más curioso, dejando para el recuerdo el doble shaka de Kelly Slater ante la incredulidad de Gabriel Medina.

Doble shaka de Slater ante el bloqueo de Medina en Pipeline
El doble «shaka» de Kelly Slater quedará para el recuerdo

Con la llegada de los cuartos de final se produciría el desenlace del mundial. Florence se enfrentaría primero a Julian Wilson, mientras que Medina lo haría justo después frente a Jeremy Flores. El resultado en el primer caso fue un monólogo por parte del surfista de Oahu. Prácticamente nada pudo hacer Wilson ante el gran acierto y, sobre todo, el gran surfing desplegado por Florence, que dominó de principio a fin el heat. La presión cambiaba otra vez a manos de Medina, que veía como sus opciones se reducían cada vez más. Enfrente tenía de nuevo al francés Jeremy Flores, que ya le había superado en cuarta ronda y que le complicó extremadamente las cosas una vez más. Finalmente, el duelo caería de lado del surfista galo, que finiquitaba así las opciones de Medina. John John Florence era, matemáticamente, el nuevo campeón del mundo.

Cruce de caminos entre Jeremy Flores y John John Florence

En medio de la fiesta llegaron las semifinales. El duelo entre John John y Ian Gouveia fue el primero de esta ronda. El surfista brasileño entró, lógicamente, más enchufado en la manga que su oponente, todavía aturdido ante la magnitud del momento que vivía. Gouveia llegó a los instantes finales del heat liderando el enfrentamiento. Sin embargo, cuando parecía que todo estaba decidido, Florence se sacó de la manga el enésimo tubo en Backdoor que le otorgaba el pase a la final.

John John Florence en el Billabong Pipe Masters 2017. Fotocred: WSL / Damien Poullenot
John John encarando Backdoor. Fotocred: WSL / Damien Poullenot

En la otra semifinal Jeremy Flores superaba, de forma ajustada, a Kanoa Igarashi, vigente campeón del Billabong Pipe Masters 2016. Así pues, el surfista de Isla Reunión se plantaba en una nueva final en Pipeline tras su victoria en 2010.

La manga decisiva entre Flores y Florence superó todas las expectativas. John John se mostró completamente onfire, surfeando de forma excepcional cuatro buenos tubos de derechas, que le otorgaron la ventaja en el tanteo (16.16). Pero el surfing, como la vida, es caprichoso; Jeremy Flores, que había decantado el mundial a favor de Florence al derrotar a Medina en cuartos, se cruzaría en el camino del hawaiano cuando ya acariciaba su primer triunfo en el Pipe Masters. Y lo haría emulando al campeón del mundo, en el último segundo completando un perfecto tubo en Backdoor (16.23 – 16.16) Difícil elegir un mejor cierre para esta temporada 2017.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.