No lo voy a negar, si me hubiesen preguntado por Hot Snakes hace unos días no hubiese sabido que contestar. Ni la más remota idea de una banda que lleva en activo desde 1999, ni tampoco que sus dos líderes, Rick Froberg y John Reis, son dos figuras fundamentales en la escena underground americana de las últimas décadas.

Pero lo que ocurre es que entras en un coche y suena en la radio un pelotazo como Six Wave Hold-Down, un tema frenético de principio a fin, marcado claramente por el estilo noventero del rock americano. A partir de ahí resulta difícil no querer saber más.

Por si no fuera suficiente como carta de presentación, descubres que en la portada de su último disco, Jericho Sirens, se ve a un doble de CJ Hobgood (el parecido es aceptable) entrando en un tubo. Parece que el surf es más que una pose en esta banda californiana, así que no queda otra que escuchar el álbum.

Jericho Sirens no deja indiferente

Tras varias escuchas, creo que lo que consiguen Hot Snakes es precisamente esto, no dejar indiferente al oyente. Además, por alguna entrevista que he podido leer, incluso a los propios fans y seguidores de la banda este último trabajo les ha causado cierta sorpresa. En este sentido, no tiene desperdicio la entrevista de Mondosonoro a Rick Froberg, cuyo titular “Estamos más afilados que nunca” define perfectamente la realidad de Jericho Sirens.

Desde principio a fin, este LP supone un viaje vibrante por temas urgentes como Candid Cameras, Having Another o Why Don’t It Sink In?, este último de apenas un minuto de duración. Por otro lado, en Death Doula, Jericho Sirens o la propia Six Wave Hold-Down, quizás se haga más latente la herencia de sus trabajos anteriores, con temas más redondos y próximos a los medios tiempos.

Sin embargo, de lo que no hay duda es que, en líneas generales este último trabajo de los californianos supone una inyección de energía en toda regla. Punk y Rock sin medias tintas, sin aderezos ni retoques; un lo “tomas o lo dejas” al que es difícil decir negarse.

Hot Snakes ya no son unos chavales, aunque nadie lo diría por la energía que desprenden en sus temas. Foto: Yardhawk.net
Hot Snakes ya no son unos chavales, aunque nadie lo diría por la energía que desprenden en sus temas. Foto: Yardhawk.net

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.