Surfear es, en principio, un ejercicio físico, una actividad humana en la naturaleza, un deporte como muchos otros. Pero el hecho de fluir con la energía de las olas ha desarrollado todo un mundo a su alrededor que va más allá de lo meramente deportivo.

¿Es el surf simplemente un deporte o una moda, una filosofía, un negocio, un modo de vida? Quizás es todo ello y más, dependiendo del punto de vista de cada un@.

El deslizamiento tiene un aura romántica que lo une (con razón) a la imagen de libertad, belleza, naturaleza, relax, independencia, bohemia, felicidad… Imagen atractiva que la publicidad de cualquier producto utiliza provechosamente. Nos venden seguros, coches, hamburguesas… todo tipo de artículos con el gancho del Surf.

Alrededor del deporte de las olas ha surgido también una industria directamente conectada al surf: productores de tablas, trajes, accesorios, ropa, escuelas, centros de entrenamiento, artistas, funcionarios, surfers profesionales… Un cosmos de surfistas que viven de lo que les apasiona.

Para algunos el surf es ese refugio de fin de semana o escapada vacacional que permite oxigenarse de la actual vida estresada. Para otros un destino vital que marca el donde y como viven, siempre cerca y en relación a las olas.

Pero ya seamos un novato ilusionado en sus primeras olas, un surfista profesional compitiendo y entrenando, un veterano con familia y viviendo en la ciudad, un bohemio que sobrevive como puede para poder estar 100% vinculado al surf y la libertad, todos compartimos la misma pasión por las olas.

La sensación única de sentirse deslizando sobre las olas es indescriptible, adictiva e inolvidable. El hecho de practicarla en los océanos, conectados a mareas, vientos y marejadas, nos mantiene muy cerca del latido de la naturaleza. Los viajes, la tribu, el descubrimiento, la superación, el aprendizaje interminable… Todo convierte a el Surf en algo más que un simple deporte.

Os dejamos este vídeo del gran Jamie O´Brien, por otro lado un profesional que vive del surf y de su industria, donde se comparan, de manera paródica y exagerada pero con increíble surf y una base de razón, dos modos de vida, el Surfero y el Yuppie. Da que pensar…

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.