Uno de los grandes placeres del surfista es pasar el mayor tiempo descalzo en contacto con la tierra, la arena, el mar… ¿Si te dijese que además es una terapia para atraer la energía de la tierra?

La definición de Earthing o Grounding es simplemente la de conectarse a la tierra, poner los pies descalzos sobre ella.

El concepto fue acuñado en los años noventa por Clint Ober, un trabajador de instalaciones de televisión por cable jubilado. Clint descubrió que estar en contacto directo con la superficie de la tierra – cargada de electrones negativos – le ayudaba a paliar sus dolores crónicos e inició un estudio con un grupo de voluntarios con problemas de sueño y dolores crónicos articulares y musculares. En su estudio Grounding the human body to neutralize bio-electrical stress from static electricity and EMFs explica su teoría:

“Desde el principio de los tiempos, a excepción de las últimas generaciones, los humanos vivieron prácticamente toda su vida en contacto físico directo con la tierra; por lo tanto, se supone que los humanos a lo largo de la evolución estaban naturalmente enraizados.

En los tiempos modernos, los humanos se han aislado del contacto con la tierra usando zapatos con suela sintética y viviendo en casas que distancian el cuerpo de la tierra. En consecuencia, los humanos ya no están conectados a tierra de manera natural y ahora el cuerpo se carga con electricidad estática y los campos eléctricos irradiados pueden ahora crear corrientes eléctricas débiles no naturales dentro del cuerpo.”…

“A finales de la década de 1960, cuando los humanos fueron diagnosticados por primera vez con estrés, los zapatos con suela sintética, las alfombras y similares se habían vuelto populares y el uso de la electricidad y los dispositivos eléctricos domésticos eran el triple que en la generación anterior.”

Durante su estudio, los resultados fueron sorprendentes, Ober observó que el contacto de los pies desnudos sobre la tierra durante períodos de entre 20 a 30 minutos, equilibraba las cargas eléctricas corporales con las de la tierra, y concluyó:

“El hallazgo importante de este estudio es que el cuerpo humano cuando está conectado a tierra está naturalmente protegido de la electricidad estática y las corrientes eléctricas débiles creadas en el cuerpo por los campos eléctricos irradiados. Los beneficios de poner a tierra el cuerpo son: el sueño mejora significativamente, los músculos se relajan, el dolor crónico de la espalda y las articulaciones disminuye y la salud general mejora.”

Sus trabajos se han recogido en el libro Earthing, con los pies descalzos (Ed. Sirio), escrito por el propio Clinton Ober junto a Stephen T. Sinatra y Martin Zucker.

En este libro se pueden encontrar testimonios como el del doctor James L. Oschman, en el que explica que, cuando pisamos la tierra, sus electrones libres se transfieren hacia el interior de nuestros cuerpos y que éstos son, probablemente, los antioxidantes más potentes conocidos y actúan como antiinflamatorios sin efectos secundarios.

El cardiólogo y psicoterapeuta norteamericano Stephen T. Sinatra va más allá y apunta entre las “10 maneras de bajar la presión arterial naturalmente” el contacto con la tierra:

“Como muchos de ustedes saben, uno de mis principios fundamentales de la buena salud es el earthing, también conocida como grounding (conexión a tierra). Creo que al caminar descalzo afuera, permites que tu cuerpo atraiga los electrones de la tierra y descargue la “electrocontaminación” perjudicial. El simple hecho de conectarse a la tierra disminuye la inflamación, reduce el estrés, aumenta la calma y ayuda a aliviar el dolor. Pero quizás uno de los beneficios más poderosos de la conexión a tierra es que ayuda a reducir la presión arterial.

Stephen T. Sinatra lleva más de treinta años dedicado a la prevención y recuperación de enfermedades coronarias, lo que le ha llevado a interesarse por el earthing y a convertirse en uno de los mayores expertos en el tema a nivel mundial.

Un estudio previo de James L. Oschman demostró que conectar el cuerpo humano a la tierra durante el sueño normaliza el ritmo diario de cortisol y mejora el sueño. Además de otros beneficios como la disminución de dolor y la inflamación.

En definitiva, la conexión a tierra como terapia complementaria nos puede ayudar a:

  • Reducir la inflamación mediante la desactivación de un exceso de electrones positivos.
  • Reducir el dolor crónico.
  • Mejorar sueño.
  • Aumentar la energía.
  • Retrasar el envejecimiento.
  • Reducir la tensión y promover la calma al reducir las hormonas del estrés.
  • Normalizar los ritmos biológicos, incluyendo el ritmo circadiano.
  • Mejorar la presión arterial y el flujo sanguíneo.
  • Aliviar la tensión muscular y el dolor de cabeza.
  • Reducir el tiempo de recuperación de una lesión o actividad atlética.
  • Reducir o eliminar los ronquidos.
Fotos de pies decalzos
Fotos: Instagram de Sr. Rodaballo (sr.rodaballo)

Así que, como recomendación:

1. Camina descalzo por la playa todo lo que puedas, al menos 30 minutos. Si no vas a la playa, sal al campo, pasea por la hierba o tierra con tus pies descalzos.

2. Vete al agua todos los días que puedas, si no puedes ir, la piscina es una gran aliada, y en su defecto la ducha diaria. El agua corriente permite, en la mayoría de viviendas, que esa electricidad fluya por todo el hogar.

3. Pedirte que duermas en la playa o en contacto con la tierra es mucho, pero, pon una toma de tierra a la cama, y dormirás como nunca. ¿Cómo? Ya hay dispositivos para conectar la cama a la toma de tierra de un enchufe.

En el Journal of Environmental and Public Health, los investigadores concluyeron que:

“Una nueva evidencia demuestra que el contacto con la tierra, ya sea dentro o fuera de casa, conecta los sistemas conductores de la tierra, esto podría ser una efectiva y simple estrategia pero muy profunda contra el estrés crónico, la disfunción del sistema nervioso autónomo (ANS por sus siglas en inglés), inflamación, dolor, insomnio, trastornos con los cambios de su ritmo cardiaco (HRV por sus siglas en ingles), sangre hipercoagulada y muchos otros problemas de salud, incluyendo en enfermedad cardiovascular.
La investigación realizada hasta la fecha apoya el concepto de que el earthing o grounding (contacto con el suelo) podría ser un elemento esencial en la ecuación de la salud junto con el sol, aire puro y agua, alimentos nutritivos y actividad física.”

Ya no volverá a tener el mismo sentido la frase “con los pies en la tierra”.


Como nota final y a pesar de incidir durante nuestro artículo en denominar esta práctica como terapia complementaria, volvemos a recalcar la importancia de una visión global del bienestar, sin dejar de lado en ningún momento todas aquellas prácticas médicas que nos ayudan a detectar, solucionar o paliar cualquier trastorno de salud. Junto con la medicina tradicional podemos adoptar prácticas saludables como las que acabamos de leer, sin convertirlas en nuestra única terapia.

Salud!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.