Algunos alimentos básicos y muy oportunos para soportar el verano y sus calores de hierro, que gracias a sus benéficos atributos, ayudan a evitar la deshidratación. Frescos y a la mano, productos accesibles en cualquier lado, ideales para preparar zumos, sopas, ensaladas o consumir crudos, fríos y solos, al natural, antes, luego o durante una estadía en la playa…

Hidratarse todos los días es fundamental y más aún en aquellas jornadas de mucho, mucho calor…

A continuación, 5 alimentos que pueden colaborar a evitar la deshidratación en verano, recomendados por la web Infosalus.

No es ninguna novedad que las frutas y verduras tienen múltiples virtudes nutritivas. Algunas de ellas, además, contienen mucha, mucha agua, un componente clave en momentos de pleno bochorno, sobre todo cuando llegamos a olvidarnos de beber agua aunque el sol raje la piel y tengamos sed.

La deshidratación habitualmente es causada por una excesiva exposición bajo los rayos del sol, o por no beber la suficiente agua que necesita nuestro cuerpo.

«La importancia de beber agua de manera regular es clave, porque una deshidratación leve (de apenas el 1-2 %) causa síntomas, con reducción de reflejos o pérdida de concentración y lentitud a la hora de responder, que causa problemas a la hora de conducir, por ejemplo. Y se soluciona con agua, no hace falta más«, indicó a la agencia Europa Press Jesús Román, profesor de Nutrición Humana y Dietética de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid.

Alimentos para evitar la deshidratación en verano

Coco

Fruta tropical con elevado contenido de agua, bajas calorías y poco contenido graso. Además de aportar vitaminas, minerales, magnesio, potasio, calcio, sodio o fósforo, el coco posee propiedades antioxidantes y es muy aprovechado en diversos tratamientos de belleza.

Gracias a su gran proporción de agua y minerales, el coco colabora a evitar la deshidratación. Presenta cualidades hidratantes y enseguida quita la sed, siendo muy consumido durante entrenamientos y ejercicios, o luego de afrontar competencias deportivas.

Espinaca y lechuga

Vegetales verdes como la espinaca o la lechuga contienen un 95 % de agua, así como vitaminas A y C, idóneas para el cuidado cutáneo.

Dado su escaso contenido graso y su elevado contenido en agua, la espinaca suele ser sugerida en dietas para adelgazar. Es un alimento con eficaces propiedades diuréticas, favoreciendo la necesaria eliminación de líquidos de nuestro cuerpo. Ayuda, además, a prevenir la anemia.

Pepino

Otra verdura que aporta un 95 % de agua, el pepino se recomienda comerlo en estado crudo. La sopa o zumo de pepino son opciones de alimentación gratamente hidratantes. Poseen fibras, potasio y contenido de vitaminas A, C, E o del complejo B.

Además de servir para tratamientos estéticos, el pepino es un alimento muy utilizado para aliviar distintos problemas digestivos, siendo infalible contra la acidez. Gracias a su composición mayoritaria de agua, también actúa como diurético y ayuda a eliminar el exceso de líquidos y toxinas del cuerpo.

Eso sí, tal como advierte la web Mejor con salud, en caso de consumirse una cantidad excesiva de pepino, es posible sufrir deshidratación y un descenso en los niveles de agua del organismo, justamente debido a sus propiedades diuréticas. Pero para eso, deberían comerse varios kilos en un mismo día. Imposible.

Kiwi

Otro alimento con mucha agua (83 %) y vitamina C, el kiwi es estimado por sus bondadosos efectos para nuestra salud intestinal. Al igual que la espinaca, se utiliza frecuentemente para regímenes de adelgazamiento y ayuda a evitar estados de anemia.

Por ser una fruta tan refrescante, el kiwi resulta una alternativa ideal para tolerar los calores del verano.

Tomates

Contienen un 94% de agua y es una excelente fuente de vitaminas y minerales. Tiene efecto antioxidante, reduce el colesterol y la hipertensión arterial, protege nuestra piel de los rayos ultravioletas y entre otros tantos beneficios, colabora en la expulsión de toxinas dado su poderoso efecto diurético.

De todos modos, se recuerda que para deludir la deshidratación en verano o en cualquier otro momento, es imprescindible tomar agua directamente, preferentemente unos dos litros o más por día.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.