Foto: Linnea Stephan

Descubrí a Wolfgang Bloch a través de la revista Blue en la edición de este 2017, tanto en la portada como en las páginas 68-77 y me impactó.

Wolfgang Bloch es un artista y surfista ecuatoriano, residente en el sur de California. Su pintura oscila entre la abstracción y el realismo. A medio camino entre el romanticismo de Turner, sus atmósferas y su tratamiento de la luz y el misticismo y búsqueda de Rothko.

– Antes de nada, muchas gracias por esta entrevista. Eres ecuatoriano aunque resides en el sur de California, ¿concretamente en?

Tengo doble nacionalidad; soy alemán/ecuatoriano.

Nací y me crié en Guayaquil, Ecuador…vine a los Estados Unidos a estudiar luego de graduarme del colegio. Tenía 18 años. Estudié bellas artes en la Universidad de Florida y luego me mudé a California para continuar mis estudios en diseño gráfico en Art Center College of Design en Pasadena.

Mi primer trabajo luego de graduarme, fue para Gotcha Sportswear como diseñador de publicidad…tenía 25 años. Sus oficinas estaban situadas en Irvine y conseguí un apartamento pequeño en Laguna Beach.

Trabajé para Gotcha por 4 años y tuve la oportunidad de conocer y trabajar junto con diseñadores como David Carson y John Van Hammersfeld. Fue un época muy creativa para mi.

Hoy vivo en Costa Mesa, no muy lejos de Laguna, y mi estudio queda en Newport Beach.

– Antes de hablar de la pintura… ¿Cúal es el trabajo de diseño del que te sientes más orgulloso?

Pienso que diseñar el logotipo de Indian Motorcycles fue mi mejor experiencia.
Indian me contrato para actualizar, o modernizar el logotipo original, que fue diseñado en 1901.
Fue una gran experiencia para mi.

– Has dado el paso que no termino de dar, abandonar el diseño y dedicarme a la pintura. ¿Cómo lo has hecho?

Pienso que cada persona tiene un camino en la vida. Mi camino siempre fue la pintura…tomé un desvío como diseñador, porque no estaba listo para ser pintor. Poco a poco hubo mas interés por mis pinturas que por mis diseños, hasta que decidí dedicarme solo a pintar. Es un proceso que poco a poco evoluciona…

-¿Tus referentes?,  ¿Te encanta Julian Schnabel (otro surfista), tanto como a mí?

Me gusta toda clase de arte, algunos de mis favoritos son Robert Rauschenberg, Willem DeKooning, Richard Diebenkorn y Jasper Johns.

– Surf. ¿Cómo llegaste a él?

Desde muy pequeño mis padres nos llevaban a pasar los fines de semana acampando en la playa. Con mi hermano mayor Walther, pasábamos en el agua todo el día surfeando olas con pedazos de balsa que encontrábamos en la playa. Cuando tenía 12 años viajé con amigos al balneario de Salinas, en Ecuador, donde por primera vez vi a un surfista en una tabla roja, surfear una izquierda…el resto es historia.

¿Dónde surfeas y cual es tu ola preferida?

Por acá, yo prefiero manejar 45 minutos para ir a surfear a San Onofre. Me gusta el ambiente. El crowd es más  tranquilo y hay más variedad de surfistas, surfeando tablas menos comunes. Fishes, bonzers, single fins, etc. Son el tipo de tablas que a mi me interesan más…

¿Y de quiver, cuál es tu tabla preferida?

Tengo algunas tablas preferidas. Todas para diferentes olas. Prefiero single fin más que nada. Tengo un par de tablas de los años 70 que me encantan. Ademas tengo un par de Speed Dialer fishes, shapeadas por Rich Pavel. Para olas grandes tengo una single fin Space Time, shapeada por mi buen amigo Alrik Yuil. Es una tabla mágica.

– Me encantaba ponerme el requiem de Mozart para pintar… ¿y a tí?, ¿qué te inspira?

Desde que era pequeño el mar ha sido un lugar especial para mi. Un lugar de inspiración; siempre me trajo tranquilidad. En cuestión de música, escucho de todo un poco…Chopin, Mattson2, The Shins, Bob Marley, Miles Davis, Neil Young, Balmorhea, Leonard Cohen y muchos más.

– ¿Son las olas y fondos marinos que plasmas los que ves, o con los que sueñas?

Mis pinturas, como la vida son parte de un proceso, han ido evolucionando.

Cuando las pinto, nunca pienso en un lugar específico. Nunca pinto mirando al mar, o copiando fotos. Son lugares de mi imaginación que me traen tranquilidad.

Nunca planeo una pintura, solo empiezo a pintar, mezclo colores y poco a poco la pintura va evolucionando. Pienso que los colores que uso, son simplemente una expresión de mi subconsciente…

– Me encanta la Serie Pacífico, ¿como surgió la idea y el proceso creativo?

Pase por momentos muy dificultes en el año 2013 cuando me divorcié luego de casi 20 años de matrimonio. Sentí como que me estaba ahogando. El proceso simplemente surgió sin planearlo…

– ¿Para cuando una serie Atlántico?

Tendría que mudarme al Atlántico por un tiempo para sentir la diferencia…

–  ¿En que estás trabajando actualmente?

Actualmente estoy ocupado pintando comisiones (encargos) y sigo experimentando con la serie llamada Pacífico. Quiero crear piezas bien grandes y experimentar sobre diferentes materiales.

Obras de la Serie Pacífico


Dejar una respuesta