La Bahía Lituya se sitúa en la costa del océano Pacífico de Alaska…

Un evento natural de proporciones dramáticas produjo la ola más grande jamás registrada en la historia. Se trata del devastador tsunami de Bahía Lituya, al sureste de Alaska, ocurrido la noche del 9 de julio de 1958. Alcanzó los 523 metros de altura…

Todo comenzó con un terremoto, seguido por un deslizamiento de tierra en la Bahía Lituya, provocando una inimaginable ola de 523 metros. Documentado como el tsunami más grande de todos los tiempos, arrasó con todos los árboles y vegetación, barriendo tramos enteros próximos a la costa.

Un terremoto de magnitud 7,8 (otras fuentes citan los 8.3) en la escala de Richter se desató a lo largo de Fairweather Fault, aflojando unos 30, 6 millones de metros cúbicos de roca por encima de la costa noreste de la Bahía Lituya.

En color amarillo se muestran las áreas costeras dañadas tras el tsunami de Bahia Lituya, en Alaska…

Dicha masa de roca cayó desde una altitud de aproximadamente 914 metros en las aguas de Gilbert Inlet. Según los científicos que han investigado este fenómeno, las rocas, glaciares y otros escombros caídos generaron un impacto brutal, incluyendo la formación de la ola más elevada jamás registrada. 

Cuando la gigante montaña de agua comenzó a recorrer toda la extensión de la Bahía Lituya adquirió una altura máxima aproximada de 523 metros, cerca de la entrada de Gilbert, borrando del mapa varias líneas costeras.

Para situar en una inútil escala, en mar abierto la ola más grande documentada llegó a los 19 metros. Teahupoo, por ejemplo, puede llegar a más de 7 metros y la mítica Pipeline en Oahu, Hawaí, ha alcanzado o superado los 9 metros. Garrett McNamara bajó de una ola enorme que superaba los 20 metros en Nazaré, Portugal.

Pero estas increíbles medidas (y hazañas) poco tienen que ver con el peligro de los tsunamis, fenómenos naturales ocasionados por perturbaciones sísmicas y prácticamente imposibles de ser surfeados. Las olas ocasionadas por tsunamis pueden ser pequeñas, aunque más peligrosas incluso que muchos spots de surf enormes y emblemáticos…

 

Dejar una respuesta