Uno de esos días que pocos surfistas deben haber experimentado. No cualquiera se lanza en las olas de Nazaré. Pero el free surfer británico Tom Lowe y el cazador de barriles grandes, el portugués Nic Von Rupp, tuvieron uno de esos días en conocidos spots de Portugal…

Uno de esos días perfectos y épicos en las olas de Nazaré, en Portugal...
Uno de esos días perfectos, en las olas de Nazaré, Portugal…

Un día de ensueño para todo surfista: olas grandes y perfectas, prácticamente para ellos y otros pocos. Así es la jornada que quedo registrada en este corto de casi tres minutos, a cargo de Tom Lowe y el Nic Von Rupp, quienes surfean de lo lindo en Nazaré y otras olas de Portugal. Uno de esos días que todo surfista querría tener.

No son ningunos improvisados, ambos ya han recorrido las olas de Nazaré, completado barriles deformes, enormes e imposibles, o cayendo feo. Tom Lowe y Nic Von Rupp no parecen temer la inmensidad y peligro del océano. En su caso, la sed de olas grandes puede más.

Y si no, recordemos este video del británico y del portugués en Nazaré, junto a otras figuras del surfing mundial, como ser Garrett McNamara, Jamie Mitchell y Nic Lamb. En escenario tan complejos y perfectos como Nazaré, todo no puede salir tan perfecto y las caídas o revoleos dentro del mar son inevitables.

Nazaré es una ola furiosa, anhelada por muchos cazadores de olas grandes, aunque no todos tienen la capacidad y agallas para semejante proeza.

Tom Lowe y Nic Von Rupp durante uno de esos días épicos en Nazaré y otros spots de Portugal.
Tom Lowe y Nic Von Rupp durante uno de esos días épicos en Nazaré y otros spots de Portugal.

Ya desde el inicio del video, contemplar esa gigante pared verde abalanzándose, genera una extraña combinación de placer y temor. Adrenalina pura y dura, protagonizada por dos surfistas experimentados y aguerridos.

Tom Lowe y Nic Von Rupp se meten dentro de pesados tubos, dibujan diagonales y líneas en olas obesas, o sufren directamente dolorosas caídas. Todo eso y más, durante un día realmente épico en las olas de Nazaré y otros spots de Portugal. Uno de esos días que todo surfista soñaría con experimentar:


Dejar una respuesta