Es conocido por todos que muchos surfistas, profesionales o no, hacen uso de las herramientas que les proporciona la meditación para mejorar su surf, para disfrutarlo de otra forma, para darle una dimensión nueva y aprender a vivir el presente de una manera más plena.
Integrar surf y meditación es mucho más sencillo de lo que en principio pueda parecer, ya que probablemente muchos surfistas estén practicando alguna técnica de meditación como la atención plena sin que realmente sean conscientes.

Normalmente, estamos en el presente únicamente con una pequeña parte de nosotros mismos… habitualmente estamos comiendo pensando en lo que haremos esa tarde, duchándonos pensando en la ropa que nos vamos a poner, durmiendo imaginando cómo será el día de mañana, incluso pensando en a saber qué mientras otra persona nos habla… hasta que en el agua, sobre la tabla, el futuro y el pasado cobran la importancia justa y el presente toma la fuerza que se merece. Si te sientes así cuando entras al agua, está bien que sepas que esto es, aunque no lo sepas, una práctica de meditación activa, un ejercicio de atención plena.

Surf y Meditación

Y ahora que sabes que probablemente seas un meditador en potencia… por qué no aprovecharlo y conocer un poco más?

La meditación describe la práctica de un estado de atención focalizado, sobre un objeto, pensamiento, idea, sobre la propia consciencia o sobre el propio estado de concentración.
Hablar de meditación sin haberla experimentado puede resultar más abstracto de lo que es en realidad y encasillar las numerosas posibilidades de meditación es una tarea difícil, pero puedes encontrar la(s) tuya(s) dependiendo del elemento en el que vayas a focalizarte (respiración, pensamiento, idea…).

Contamos con cinco categorías de ondas cerebrales (ondas gamma, beta, alfa, theta y delta), cada una correspondiente a diferentes estados y actividades. La meditación nos permite pasar de ondas cerebrales de mayor frecuencia a otras de menor frecuencia, estimulando y activando diferentes áreas del cerebro.

Y por qué buscamos ondas cerebrales más lentas? Porque éstas nos proporcionan más tiempo entre un pensamiento y el siguiente, más margen para escoger en qué pensamientos y acciones invertir nuestro tiempo. Nos ofrecen la capacidad de escoger y analizar, de estar presentes, y de no precipitarnos a todo aquello que se le pasa por delante a nuestra mente.

Surf y Meditación

La meditación es, probablemente, la herramienta más importante para aprovechar el poder de nuestro pensamiento, para hacernos conscientes de que la mente es nuestro instrumento y no nosotros el instrumento de nuestra mente, para cultivar más paz, claridad y felicidad. La resistencia, la eficacia y la inteligencia y gestión emocional surgen naturalmente cuando comenzamos a controlar y entrenar nuestra mente, haciéndola más fuerte, y es esta fortaleza mental la que se convierte en una de las herramientas más importantes a la hora de utilizarla para mejorar todos los aspectos de nuestra vida, incluido el surf!

Nuestro consejo: comienza por una meditación focalizada en la respiración antes de surfear, unos minutos centrados en la inhalación y la exhalación, de forma relajada y pausada, soltando tensiones. Respiración y mente van de la mano, trabajando una influirás sobre la otra. Así que, antes de atarte el invento al tobillo, siéntate y respira. Te estarás preparando para disfrutar todavía más del que será tu presente en cuanto entres en el agua.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.