• 133 años después de los primeros surfistas, el estado de California ha nombrado al surf como su deporte oficial.
  • El gobernador Jerry Brown anunció el lunes 20 de agosto la firma de un proyecto de ley, según informó la World Surf League.

Era un caluroso día de verano en Santa Cruz cuando David Kawananakoa, Edward Keliiahonui y Jonah Kuhio Kalaniana’ole remaron en la desembocadura del río San Lorenzo. Era el año 1885 y los tres príncipes hawaianos cambiarían involuntariamente el curso del surf y California para siempre.

Considerados los primeros en surfear en California, 133 años después, el estado de California ha nombrado al surf como su deporte oficial. El pasado 20 de agosto de 2018, el Gobernador Jerry Brown firmó un proyecto de ley que hace honor a la historia del surf en California.

“Nada representa el sueño de California mejor que surfear las olas y vivir en armonía con las hermosas playas y el océano de nuestro Estado Dorado”, dijo el coautor del proyecto de ley Al Muratsuchi. “Me alegra que estemos celebrando un deporte icónico”, agregó el surfista.

Las 1.100 millas de costa del estado alberga varios lugares para surfear de fama mundial.

Duque Kahanamoku
Duque Kahanamoku

Desde Maverick’s hasta Malibú, desde Rincón hasta Redondo, de Santa Cruz a San Diego, durante más de un siglo el estado ha servido como un epicentro para la cultura, el estilo de vida y el deporte del surf. En 1912, el gran Duque Kahanamoku hizo su primera incursión en California, extendiendo el espíritu de aloha hacia arriba y hacia abajo de la costa.

La ley afirma oficialmente que California es el corazón de la industria de construcción de tablas de surf y que las predicciones de surf y el traje de neopreno fueron inventados en California.

Muratsuchi estimó que el surf genera más de 6 mil millones de dólares en ventas minoristas anuales, desempeñando un papel clave en la economía de turismo y recreación costera del estado.

Los primeros pioneros comenzaron a remar en lugares como Palos Verdes y San Onofre. El deporte continuó cobrando impulso a lo largo de los años 30 y 40, y en los años 50 pequeños equipos de surf se habían establecido en toda la costa.

En 1957, la chica de la playa de Los Ángeles llamada Kathy Kohner cambió todo. Con la publicación de la novela ahora famosa, Gidget: La niña con grandes ideas, de repente, la corriente principal de Estados Unidos tuvo una idea de primera mano de la vida bohemia de los primeros surfistas de Malibú. El libro, y la posterior producción de Hollywood, marcó el comienzo de una nueva ola de popularidad para el deporte.

Unos años más tarde, en 1964, el realizador de Dana Point Bruce Brown lanzó su obra maestra, The Endless Summer. Tanto Gidget como The Endless Summer impulsarían el deporte del surf a nuevas alturas y ampliarían su alcance e influencia más allá de las costas de California y Hawai.

Casi al mismo tiempo en que Brown estaba trabajando en la edición, varios surfistas emprendedores de California lanzaron lo que se conocería como la industria del surf.

En Santa Cruz, Jack O’Neill desarrolló los primeros trajes de neopreno, lo que permite a los surfistas permanecer en el agua fría de California durante un período de tiempo más prolongado.

Jack O'Neill
Jack O’Neill

Desde grandes olas hasta grandes innovaciones, los últimos 133 años de la historia de California se han entrelazado con la evolución y el crecimiento del surf, y ahora, gracias a esta nueva legislación, esa relación es oficial.

La nueva ola de California, la veremos en Lemoore, del 6 al 9 de septiembre 2018, en el Surf Ranch Pro presentado por Hurley.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.