Como todos los veranos se produce una saturación en los arenales y los típicos problemas que acarrea dicha situación. Bañistas y Surfistas tienen que compartir el agua y es aquí donde surgen los mayores problemas.

El aumento de la actividad surfística con un mayor número de escuelas y sobre la de los practicantes, hace que muchas veces los apenas 300 metros que se dejan para la práctica de surf sean escasos. Estas zonas habilitadas suelen ser además los canales de emergencia para la salida de embarcaciones de Socorro.

palmar2

En varias comunidades se ha empezado a utilizar un Canon para las Escuelas, con el pago se permite la actividad de la misma pero el espacio utilizado por las mismas es el mismo. Hace unos días salía a la luz el caso de la playa gaditana de el Palmar donde la zona de práctica de Surf es de 300 metros con 29 licencias de Escuelas de Surf.

En otros países, con más cultura de Surf y con mayor número de practicantes como Australia, esta más delimitado la zona de baños, que al final es mucho mejor para los propios servicios de control y socorrismo ya que pueden atender las incidencias con mayor celeridad. Se olvida muchas veces que el primer rescatador es el surfista ya que se encuentra en el agua, cuando se produce un accidente. Todos los surfistas han sido testigos o participes de una actuación en su playa.

¿Hay que limitar el número de escuelas?

Es una gran pregunta, se podría limitar el número de escuelas, pero esto no evitaría que siguiera habiendo un gran número de practicantes en el agua, además las escuelas llevan un control sobre sus alumnos y siempre evitan que los mismos se metan en zonas que no están permitidas para la práctica deportiva.

¿Son las olas artificiales la solución?

12711

 

En Australia han visto esta solución como una realidad, Sidney y Melbourne han confirmado la construcción de dos piscinas de olas para el 2017 con todo tipo de olas y con gran capacidad. Sidney tiene una población de 200.000 practicantes de Surf y playas de gran calidad y sin embargo la opción de la piscina de olas ha sido recibida con los brazos abiertos.

La realidad es que no hay empezado el verano 2016 y ya habido problemas en Galicia y Andalucia. Se avecina un verano calentito y suponemos que con la evolución que tiene el Surf , es necesario que se tomen medidas para evitar que esto pueda ir a más.

 

Dejar una respuesta