Día Mundial de los Océanos, cada pequeña medida que hagas es un pequeño grano de arena para proteger el mar, tu cancha de juego y el futuro para los tuyos

Es conocido que la mayoría de tablas de surf tiene componentes tóxicos derivados del petróleo, pero además los materiales para protegerlas cuando se transportan también producen desechos.

Styrofoam, empaques de burbujas, cartón, bolsas de plástico y cinta adhesiva se convierten en basura una vez se desempaca el producto.

Bast Surf es una compañía con sede en San Diego, California que en colaboración con Firewire Surfboards creó una alternativa más amable con el ambiente para reemplazar estos empaques con uno de material reciclado que también puede seguir usándose para proteger la tabla cuando se viaja con ella.

El sistema consiste en piezas, incluyendo un par para el frente y la parte de atrás, que se acomodan a casi cualquier forma de tabla. El sistema está diseñado para asegurar un espacio entre las tablas cuando se coloquen unas sobre otras.

Otra ventaja es que resulta muy rápido de armar y desarmar. En fin se espera que reduzca el uso del plástico con algo reutilizable, biodegradable y reciclable. Jared Koett, de Bast explicó que “nuestro objetivo es reducir el tiempo y materiales involucrados en el empaque mientras y al mismo tiempo mejorar la protección”.

Dejar una respuesta