Un polémico e insólito proyecto de ley podría suponer la prohibición del surfing en Puerto Rico y de otros deportes náuticos cuando estén dadas determinadas condiciones climáticas. En teoría, la medida pretende reducir el número de personas ahogadas al año.

Propuesta por el presidente de la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez, esta iniciativa legal concedería a los agentes de la policía la facultad de desalojar del agua a los surfistas y otros deportistas, en caso de constatarse ciertas condiciones de riesgo.

Otto Flores en Aguadilla, Puerto Rico…  Foto: Steve Fitzpatrick.

Un aspecto llamativo del proyecto es que ningún surfista ha sido convocado durante la discusión de la medida. “Entiendo que esto es razonable para personas que son turistas, que están bañándose en la playa, pero {no} para otro cierto nivel como nosotros, profesionales que los momentos más importantes de nuestra carrera en el año dependen de estos fenómenos naturales”, dijo Gaby Escudero, surfista de Puerto Rico, según recoge El Nuevo Día.

Honestamente, me suena tan ignorante lo que están proponiendo, que no he querido ni prestarle atención. Es que, en realidad, es poca educación sobre el tema. La gente se ahoga en Palmas del Mar (Humacao), Jobos (Isabela) porque no hay salvavidas y hay corrientes… Corrientes y olas son dos cosas diferentes y quizás esa gente (quienes proponen la medida) no están al día con eso”.

Además de cuestionar la raíz absurda de este planteo que podría implicar la prohibición del surfing en Puerto Rico de acuerdo con las circunstancias climáticas, Escudero se refirió al compañerismo que rige entre surfistas y a su cabal conciencia cada vez que ingresan al agua en peligrosas condiciones:

“Nosotros nos cuidamos unos a los otros siempre en el agua. La gente que está haciendo eso en esos días (los surfers que buscan olas en mal tiempo), son gente que sabe lo que está haciendo. No son bañistas que se ahogan porque de repente no tocaron el fondo o porque vino una corriente. Nosotros sí tomamos riesgos, pero son calculados. Entrenamos; hay ciertas cosas que son más mentales que físicas para poder sobrepasar todos esos momentos (de riesgo), no perder la calma. Realmente uno puede aguantar más de un minuto o casi dos de respiración, y sobrevive. Y las olas te aguantan un máximo de 5 a 10 segundos debajo del agua”.

Por su parte, Ale Moreda, otro surfista boricua sostuvo: “No voy a dejar la oportunidad de las olas que en esos días se dan. Nosotros los surfers vivimos de esa intensidad y de coger esas olas que produce nuestra Isla. Y en las tormentas y huracanes son de las mejores olas. Cuando escuché esa noticia pensé que era un chiste”.

Por lo visto la gente que está corriendo y haciendo las decisiones en Puerto Rico están a lo loco, no están tomando en consideración que el 25 por ciento del turismo en Puerto Rico está hecho por surfers. Que vengan ahora a arrestar a estas personas, lo que va a hacer es restarle turismo a Puerto Rico”.

Una perfecta ola formándose en las aguas caribeñas del mítico spot Rincon, Puerto Rico…

Yo no pienso que son los surfistas (el problema), son la gente que no sabe de surfing que se meten a su propio riesgo sin tener nada de conocimiento de qué están haciendo las olas, y por eso se meten en las condiciones en que no deberían estar. Y no creo que sea el surfista, que por lo general saben en lo que se están metiendo; es más el bañista que se está metiendo en lugares que no debería estar, y por eso deberían tener salvavidas en esos lugares”.

Ariel Avilés, productor de la 32 edición del Corona Pro Surf Circuit, realizado del 3 al 5 de marzo en Playa Domes, Rincón, también consideró que no se trata de una buena idea: “La pregunta es quién define cuáles son las condiciones de riesgo; no sé si es el Servicio Nacional de Meteorología… ¿quién va a decir que ese día no se puede? ¿Cómo lo van a comunicar para que ellos sepan que no pueden entrar al agua? ¿Cómo un policía le avisa a un surfer que está a una milla buscando una ola? Honestamente, no entiendo bien cómo van a poder implementar esa ley, y a la policía le complica un poco la situación con todas las otras cosas que tienen que hacer”.

 

Dejar una respuesta