Hari Om yogui surfers, hoy os traemos cinco asanas listas para poner en práctica nada más pisar tierra firme, en la arena, al terminar de surfear.

La función: estirar y calmar, preparar al cuerpo y a la mente para trabajar desde ese momento a otro ritmo, porque ya no estamos en el agua.

1. PARSVOTTANASANA

De pie, da un paso atrás y gira levemente hacia fuera el pie atrasado. Coloca las manos tras la espalda.
Inhala y echa suavemente los hombros hacia atrás.
Exhala mientras bajas lenta y suavemente hacia la pierna adelantada.
Mantén el asana durante ocho respiraciones y realízala con la otra pierna.

2. TRIKONASANA

Separa los pies aproximadamente el doble del ancho de las caderas, gira uno de los pies (el izquierdo hacia el lado izquierdo o el derecho hacia el lado derecho). Inhala y coloca los brazos en cruz, con los hombros relajados. Exhala y baja hacia el lado del pie adelantado, garantizando que antes de comenzar a bajar ese lateral del cuerpo se ha estirado completamente. Cuando ya no sea posible seguir bajando, toca con la mano la parte de la pierna o del pie en la que te hayas quedado, pero no ejerzas demasiada fuerza en ese apoyo, la fuerza está en el lado contrario que se estira intensamente. Gira la palma de tu mano para que, girando también tu cabeza, puedas mirarla (si hay problemas de cervicales evitamos mirar a la mano, mirando al frente, sin dejar la cabeza muerta en ningún caso).

Mantén el asana durante ocho respiraciones y realízala con la otra pierna.

3. SUPTA MATSYENDRASANA

Tumbado sobre la espalda, presiona ligeramente la parte lumbar sobre la arena. Flexiona las piernas para llevar las rodillas juntas a tu pecho. Estira los brazos en cruz con las palmas de las manos hacia abajo.

Exhala y baja las piernas hacia uno de los lados del cuerpo mientras la cabeza descansa hacia el lado contrario.  Garantiza que las rodillas quedan, aproximadamente, a la altura de las caderas y que las rodillas y los pies están “apilados”.

Mantén el asana ocho respiraciones y realízala con la otra pierna.

4. BALASANA

Sentado con los glúteos sobre los talones, espira profundamente e inclínate lentamente hacia delante, hasta que la frente quede apoyada en el suelo.

Mantén los brazos estirados hacia delante o recogidos a los lados del cuerpo, tocando los pies.

Mantén el asana todo el tiempo que estés cómodo.

5. SUPTA BADDHA KONASANA

Sentado en la arena, junta las plantas de tus pies y, poco a poco, inclínate hacia atrás, apoyando los brazos para bajar poco a poco, hasta apoyar tu espalda completamente sobre la arena.

Coloca las manos en la parte interior de tus muslos, cerca de las ingles, mientras ejerces una pequeña presión para rotar las piernas hacia fuera. Esto te permitirá abrir más las caderas.

Coloca los brazos abiertos en cruz, con las palmas de las manos hacia arriba.

Permanece en asana todo el tiempo que estés cómodo.

Namasté!

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.