Continuamos con la segunda entrega de los mejores escenarios del surfing de olas frías, esta vez pasando por Alaska, Irlanda o Chile. Completamos así la selección de sólo 11 paraísos helados, aunque son tantas las olas desplegadas por el globo, que podríamos seguir con más y más entregas y jamás acabar…

El surfista chileno Ramón Navarro en Punta de Lobos, una ola no tan fría pero sí grande...
El surfista chileno Ramón Navarro en Punta de Lobos, una ola no tan fría pero sí grande…

A lo largo y ancho del mundo existen incontables olas, muchas de ellas alabadas por surfistas de todas las latitudes y otras aún ignoradas, aguardando ser descubiertas. Gracias a los últimos avances en trajes, tablas y otros materiales de surfing, ya no hay excusas para explorar y cabalgar una diversidad de olas gélidas de verdad.

En la anterior entrega destacamos los oleajes y condiciones de Lofoten Islands en Noruega, Pampa Point en Irlanda, las Islas Aleutianas al suroeste de Alaska, Tofino en Canadá, así como Reykjanes y Akureyri en Islandia. Sigamos el recorrido…

Círculo Polar Ártico

El fotógrafo Chris Burkard ha documentado un inigualable spot, captando grandes momentos protagonizados por los surfistas Brett Barley, Patrick Millin y Chadd Konig, quienes emprendieron un viaje de dos semanas en medio del intenso frío del Círculo Polar Ártico.

Con su elocuente nombre (“Arctic Swell, Surfing the Ends of the Earth”), el video muestra las radicales condiciones en las que se sumergieron estos surfistas, en un lugar tan alejado y crudo como bello. Ver para creer.

Yakutat, Alaska

Durante la década del 90’, el mítico Dave Parmenter viajó a Yakutat, convirtiéndose en el tiempo en el destino más popular de surf en toda Alaska. Cuenta con olas consistentes, sobre todo durante primavera y otoño.

En Yakutat se encuentra una izquierda perfecta, situada en la bahía, justo detrás de la península. Se trata de un lugar apartado e inmejorable para una travesía de pura adrenalina. Es llegar a un desierto blanco y grisáceo, al que se accede sólo a través de barco o avión.

Emäsalo, Finlandia

Emäsalo es una isla y un pueblo localizado en la ciudad de Porvoo, al sur de Finlandia. Posee aguas azules y muy frías, con olas que golpean contra grandes acantilados. En ocasiones, el oleaje adquiere rasgos excepcionales, siendo un destino ideal para todo amante del surfing de olas frías y las aventuras salvajes.

Es un sitio de hermosos bosques y mucho viento, dominado por el embriagante clamor del mar.

Bundoran, Irlanda

Bundoran brinda una gran diversidad de playas para todos los niveles de surfistas, aunque en el último tiempo, se ha vuelto un natural e imponente escenario no sólo del surfing de olas frías, sino también para todo amante del surfing de olas grandes.

Algunos han llegado a elevar Bundoran a la altura de Jaws, Mavericks o Teahupoo. E incluso el gran Kelly Slater describió Irlanda como “una pequeña fiesta en el agua, un paraíso frío”.

Ubicado en la costa atlántica del oeste de Irlanda, Bundoran es una auténtica meca del surfing.

Pichilemu, Chile

Pequeña ciudad de la zona central de Chile situada en la región de O’Higgins, Pichilemu ofrece otro de los mejores destinos del surfing de olas frías, con temperaturas que oscilan entre los 11-13°C. Aquí pueden encontrarse desde largas izquierdas, a monstruosas paredes de mar.

En Pichilemu las playas emblemáticas para el surfing son El Infiernillo, La Puntilla o la popular Punta Lobos, sede del campeonato mundial Quiksilver Punta De Lobos, parada del Big Wave Tour de la World Surf League.

El listado podría extenderse y mucho. No se han mencionado otros destinos igual de fríos e ideales, como ser Mullaghmore en Irlanda, Mundaka en España, Peniche y otras playas de Portugal, así como Biarritz, Lacanau y Hossegor en Francia, Vladivostok en Rusia, entre tantos lugares de Australia, Sudáfrica, Dinamarca o Nueva Zelanda…

 

 

 

 

 

 

 

Dejar una respuesta