Parecía que Kelly Slater había hecho un Jaque Mate cuando presento su piscina de olas, un proyecto ecológico y con olas cuasi perfectas que dejó a todos con la boca abierta, ¿pero que pasa si no hace falta construir una “piscina” para tener la olas?, ¿si en medio de una playa o bahía de repente hacemos que salgan olas?, esto es lo que debió pensar el creador de este nuevo proyecto. La idea nace del francés Hequily Laurent quien trabaja desde varios años en un concepto innovador y amigable con el medio ambiente.

Su inventor lo cataloga como una ola semi artificial y a su vez ha ideado un sistema semi-natural, inspirándose de atolones y que se puede instalar en lagos o en el mar.

okahina-wave-web

Con este proyecto, ya no hará falta la construcción de enormes wave pools como el de Kelly Slater o el de Snowdonia en Gales, y tiene un costo mucho menor.

Las olas artificiales serán creadas cuando se coloque la máquina debajo del agua lo que generará movimiento de forma circular para poder hacerlo. Mientras que una patente protege el concepto se promete que el dispositivo permitirá una ola de cada 15 segundos.

Se dice que requiere tan solo de un área de 9.500 metros cuadrados, cuatro veces menor que la de una piscina de olas tradicional.

Okahina Wave no requiere de productos para filtrar el agua, ya que se coloca en un ambiente natural y no en un espacio cerrado.

okahina-wave-5

Además el generador de olas utilizará menos energía que los métodos existentes.

El inventor dijo que encontró socios industriales y financieros dispuestos a seguirlo.
Un prototipo de 25 metros a escala 1/4 se está instalando en su lugar de trabajo y será visible después de su fase de prueba, antes del próximo verano.

Al final sabes que acabarás surfeando en una piscina artificial quieras o no!


Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.