El Whatsapp permite comunicarnos con otros en tiempo real, aunque estén del otro lado del mundo. O enterarnos de modo instantáneo sobre cuándo y dónde están rompiendo las olas, o sobre un nuevo y (no tan) secreto spot. Por todo ello y más, se trata de una herramienta fabulosa y… maldita.

En pocas palabras y dibujos, de eso nos habla el último trabajo de Surf & Comics. Acerca de esa interferencia que cotidianamente suele distraernos, recluida en una pantallita y en mensajes capaces de estropear el mejor momento. Gozar de la soledad del océano y olas vacías de amontonamientos, hasta que alguien da la voz de aviso y todo cambia. Todo por el maldito Whatsapp, a menudo un usurpador de nuestra atención y también un indecente soplón.

La popular ola de Mavericks, abarrotada de surfistas…

Tras “El conjurador de olas“, “Los que dejas atrás” y “Surfistas desconocidos“, Surf & Comics trae “¡Maldito Whasapp!”, nuevamente con la pluma de Maxi González, los dibujos de Xavier LeRougue (dibujante de “Surfistas desconocidos”) y los colores de Carlos Ríos (el mismo de “El conjurador de olas”).

En esta ocasión tratamos los grupos, cada vez más numerosos, de surfistas, que se dedican a avisarse entre ellos cada vez que hay un buen baño“, adelanta Maxi sobre este breve e ilustrador cómic que remite a los preciados consejos del surfista hawaiano Mikala Jones, orientados a mantener spots de surf secretos.

Cuando surfeamos una ola aún desconocida, o incluso una que todavía no ha sido surfeada, debemos crear una cortina de humo desde el inicio. No dar pistas, no caer en la tentación de dar detalles o explicar la expedición en corrillos de parking o Internet… En estos días todo el mundo piensa que algo que haces no tiene valor si la gente no sabe que lo has hecho. El surfear una ola que los demás desconocen no te ganará puntos en el pub local, no podrás aumentar tu reputación entre las masas de la playa como un aventurero descubridor. Pero tendrás la verdadera satisfacción de saber mantener un secreto y de disfrutar una ola por encima de vanidades cutres”.

Versión para dispositivos móviles:

,

Dejar una respuesta