Con motivo de la inauguración del Océano Surf Museo de hoy, y repasando la web, me llamó poderosamente la atención el apartado de las primeras tablas de surf como industria, la compañía Pacific System y la división Swastika Surf-Board Company.

Se podría asegurar que las primeras tablas de surf se construyeron hace más de 500 años en distintos puntos del planeta.

Las primeras de las que se tiene constancia surgen en la Polinesia, las “papa heʻe nalu”, tablas de madera de un solo bloque y sin quilla. Fueron los polinesios en sus travesías entre islas los que posiblemente llevaron el surf y las tablas a Hawaii, conocidas por sus nombres Hawaianos “Olo” y “Alaia”.

Desde esos primeros momentos hasta principios de los años 30, no existe una industria desarrollada, los surfistas suelen fabricarse su propia tabla, como la continuación de los rituales hawaianos de la construcción de una tabla de surf. De hecho, se siguen los patrones hawaiianos clásicos, maderas resistentes al agua pero tremendamente pesadas, imaginemos ir al agua con más de 60kg de tabla de entre 10 y 16 pies…

Uno de los cambios más importantes se lo debemos  al mítico Tom Blake cuando se le ocurrió hacer una tabla hueca en 1926, el primer modelo consistía  en una tabla de madera roja perforada con cientos de agujeros y recubriéndola posteriormente con una tabla fina de madera. Esta primera tabla, en principio ridiculizada por los locales hawaiianos, alcanzó rápidamente enorme popularidad principalmente por su rapidez en el agua.

imagen de ese modelo de tabla entrando al agua en el “1st annual pacific coast surfing contest” – surfresearch.com.a

Animado por los resultados obtenidos en el primer modelo, fue perfeccionando el hueco de las tablas con la utilización de listones a modo de travesaños de madera para reforzar y dar forma al armazón, imitando la construcción de las alas de avión.

En 1929, Tom Blake solicitó la patente de las tablas de surf huecas. A Blake le debemos varios de estos inventos, entre ellos las quillas en 1935. Si Duke era el padre del surf moderno, Tom Blake fue su inventor. Y a Bob Simmons, el padre de las tablas de surf modernas, le debemos el rocker entre otras innovaciones.

A principios de los años 30, la empresa de Los Ángeles dedicada a la fabricación de casas prefabricadas “Pacific Ready Cut Homes“, conocida como “Pacific Systems Homes”, fabricó tablas de surf como negocio secundario, convirtiéndose en los primeros productores comerciales de tablas de surf.

Todo comenzó cuando Meyers Butte, hijo del propietario, hizo un viaje a Hawaii en la década de los años 20 y se enganchó al surf. Fue en el año 1929 cuando Meyers convenció a su padre para fabricar tablas de surf con tiras de madera laminada, ya que ellos tenían conocimientos, maquinaria y mano de obra para fabricarlas.

Comenzaron fabricando tablas de cola cuadrada, con madera roja laminada y madera de balsa unidas con pegamento resistente al agua, esta combinación aligeraba enormemente el peso.
Los materiales se distribuían de la siguiente forma, la madera de balsa se utilizaba para el centro de la tabla y se reforzada con secuoya en el alma, los cantos, la punta y la cola. Estás maderas se aglutinaban con una cola nueva resistente al agua.
Finalmente se lijaba y se protegía todo el conjunto con barniz.

Nació así el modelo de tabla de surf “Swastika”, cuya longitud típica era de 10 pies de largo, 23 pulgadas de ancho y 22 pulgadas de cola y con la esvástica como símbolo cerca de la cola.

En 1931, el shaper  Lorrin “Whitey” Harrison fue a trabajar a la “Pacific Ready Cut Homes” y  fabricaba 4 tablas al día por 100$ al mes, las “Swastika”, que se vendían por 25$ cada una.

esvástica tachada de la tabla de surf
esvástica tachada de la tabla de surf

El símbolo de la esvástica que llevaban las tablas era un símbolo de buena suerte, bienestar y armonía dentro de la cultura indú y su nombre proviene del sánscrito concretamente de la palabra suasti, todo esto es anterior a la utilización de la esvástica del Tercer Reich de Hitler. Cuando Alemania invade Austria en el año 1938, y la esvástica se asocia al nazismo, la empresa, por motivos más que evidentes, cambió el nombre del modelo “Swastika” por “Waikiki surf-boards” y dejó de utilizar la cruz gamada como símbolo. Muchos modelos terminaron con la madera tallada para ocultar la cruz gamada.

Aunque algunas fuentes erróneamente asocian las tablas a movimientos “surf nazi”, no tienen absolutamente nada que ver.
Las tablas de surf “Swastika” escasean y se consideran una pequeña fortuna. En el año 2001 en una subasta se pagó por una de estas tablas 18.000$

Links de interés:

Elefantes y Gaviotas

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.