Uno de los grandes alicientes que esconde el Océano Surf Museo en Valdoviño es la exposición temporal de tablas de Enrique Artero. En ella, el visitante tiene la posibilidad de contemplar alguno de los modelos que forman parte de la historia material de nuestro deporte: Shapes de Hobie, Barland & Rott, Mark Richards o Simon Anderson, por mencionar algunos, se muestran junto a los primeros diseños originarios de nuestro país, como los Santa Marina, Merodio o Jerónimo. No es una tarea fácil escoger una entre todas estas joyas… Sin embargo, ya que en esta ocasión nos lo hemos propuesto más o menos sin querer, destacaremos una que, personalmente, me llamó mucho la atención cuando la vi: Se trata de la Lazor Zap con la quilla Star Fin.  

Tal y como se observa en la imagen de portada, el principal rasgo que define a la Lazor Zap es su quilla central. En este caso, la quilla cuenta con la peculiaridad de tener dos alas en sus laterales, muy similares a los diseños de un barco de vela.

Hoy en día, pese a que todavía pueda ser un tanto extraño, estamos más familiarizados con este tipo de innovaciones. Pero lo curioso de este caso es que, tanto el diseño de la quilla, que corresponde a Ben Lexcen y Cheyne Horan, como el de la tabla, que es obra de Geoff McCoy, datan de los años ’79-’80. Si en la actualidad se hace referencia al foil surf como una revolución, tiene cierta lógica que este diseño (que comparte leves similitudes) hubiera sido considerado como tal en su época. La pregunta es si realmente llegó a serlo… Al final del artículo intentaremos dar una respuesta.

Geoff McCoy, una vida dedicada al shape

Lo cierto es que el nombre de Geoff McCoy está vinculado inevitablemente a la historia del surfing australiano. Nacido en 1948, empezó a shapear en la década de los ’60, siendo todavía muy joven. Primero lo hizo para Ron Surfboards (1964), luego estuvo junto a Bill Morten, un veterano con el que formó una sociedad de corta duración (M&M); No obstante, sería en North Narrabeen donde, de la mano de Barry Bennett, McCoy comenzaría a labrarse un nombre entre los surfistas. Era el año 1967, antesala a la revolución de la tabla corta.

Su último trabajo como asalariado fue para Keyo Surfboards, donde comenzó a diseñar sus primeras shortboards. Fue un breve período de tiempo previo a su emancipación definitiva, que llegaría en el año 1970. A partir de ese momento, McCoy diseñó y creó, bajo su propio sello, alguna de las tablas que pertenecerían a los mejores surfistas de la época: Mark Richards, Bruce Raymond, Larry Blair, Cheyne Horan, Tod Ingham, Nicky Wood o Damien Hardman son solo algunos de ellos.

La Lazor Zap y el Star Fin

Uno de los principales rasgos de la trayectoria profesional de McCoy ha sido su espíritu innovador y su afán por la experimentación. Su continua variación de grosores, anchuras y longitudes desencadenaron, a finales de los ’70, en la Lazor Zap.

Algunas Lazor Zap's shapeadas por Geoff McCoy. Fotocred: Damion Fuller / www.boardcollector.com
Algunas Lazor Zap’s shapeadas por Geoff McCoy. Fotocred: Damion Fuller / www.boardcollector.com

Según afirma el propio McCoy en su página web, este modelo fue el predecesor de la shortboard moderna. La Lazor Zap se caracterizaba por ser una tabla corta con un tail amplio y una sola quilla, siendo además muy ligera en el nose. Su historia está íntimamente ligada a la del surfista australiano Cheyne Horan, cuatro veces subcampeón del mundo, el cual diseñó junto a Ben Lexcen la Star Fin, una quilla inspirada en las embarcaciones de la America’s Cup.

Lo cierto es que en torno a estos cuatro subcampeonatos existe cierta controversia. Las malas lenguas hablan de descrédito hacia el diseño de McCoy, incluso de conflicto de intereses, puesto que suponía un diseño que podía representar una amenaza para la industria convencional. Otras simplemente se centran en la figura de Cheyne Horan, en su particular afinidad por los diseños poco convencionales, así como en sus devaneos intermitentes con las drogas.

Sea como sea, el diseño de la Lazor Zaps y su singular quilla alada forman parte de una pequeña pero interesante parte de la historia del surf. La innovación de sus protagonistas se vio privada de una repercusión mayor por circunstancias del destino, pero eso no podía ser impedimento para que la singularidad de esta tabla sea admirada y reconocida como se merece.

Cheyne Horan surfeando una Lazor Zap con su Star Fin. Fotocred: www.cheynehoran.com.au
Cheyne Horan surfeando una Lazor Zap con su Star Fin. Fotocred: www.cheynehoran.com.au

Foto de portada: www.vonweirdos.com

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Por favor ingrese su nombre aquí