Como ya se ha comentado en alguna ocasión anterior, el proceso de aprendizaje en el surf es infinito. Cada día que entras al agua es diferente al anterior, nunca hay dos sesiones iguales y en consecuencia tú nunca cogerás una ola igual a otra, es parte de la grandeza que tiene este deporte.

En cambio, sí que hay aspectos y matices que no cambian con el paso del tiempo; los madrugones y amaneceres en la playa, los subidones de adrenalina cuando ves la serie llegar o cuando sabes que si fallas ese “pato” el revolcón será de foto, las incontables horas que habrás pasado en la carretera buscando esa ola o las interminables puestas de sol en la playa que ya has vivido y que te quedan por vivir.

A algunos les puede parecer poca cosa, sobre todo a gente de tu entorno que nunca entenderá como eres capaz de madrugar para ir a la playa cuando las calles aún no están puestas, pero quien haya vivido lejos del mar o haya tenido una lesión larga sabe que cada día en el agua es un regalo. No importa lo temprano que sea ni lo fría que esté el agua, no importa si está diluviando ni lo lejos que esté el spot. Si hay un buen parte o posibilidades de disfrutar de un par de buenas olas, lo anterior no importará lo más mínimo.

Furgoneta T3 surfera por camino desértico camino de la playa

Tenemos la gran suerte de hacer todo lo que hacemos con el simple y mero fin de disfrutar. Y para ello somos capaces de dedicarle todo nuestro esfuerzo, motivación y fuerza de voluntad.

Porque el surf te aporta muchísimo. Lo supiste prácticamente desde el primer día que fuiste a la playa sin saber realmente a qué ibas tú allí con una tabla de surf.

Desde aquel momento fuiste consciente de que no querías prescindir de todo lo que te aporta el surf. Poco después también sabrías que, a pesar de que en esa revista o ese video esto de  remontar y coger una ola pareciese muy fácil,  las olas te iban a exigir lo mejor de tí, constancia y perseverancia.

Constancia. (del latín constantĭa)
 1.f. Firmeza y perseverancia del ánimo en las resoluciones y en los propósitos.
Perseverancia. (del latin perseverantĭa)
 1.f. Constancia en la virtud. Hace referencia a mantenerse constante en un proyecto ya comenzado, una actitud o una opinión, aún cuando las circunstancias sean adversas.

Dejar una respuesta