Los Flying Frenchies son un grupo de amigos apasionados por las actividades aéreas. Hacen montañismo, salto base, escalada, alpinismo, entre otros varios deportes extremos que implique saltar o volar, siempre al filo. O llegan, por ejemplo, a surfear en las alturas…

Sus performances penden de hilos, sobre la cornisa del peligro real, una circunstancia que contrasta notablemente cuando observamos a este equipo de camaradas franceses pasándoselo bomba en el aire.

No se comprende cómo se les ocurre esta clase de locuras. Creyeron que podían surfear a muchos metros de altura y volar. Y eso hicieron hacia fines de 2016, arriesgando y al mismo tiempo, viviendo la intensa experiencia que debe conceder el surfear en las alturas.

¿Qué hacen? Montan una tabla sobre la delgada línea de una tirolesa, corriendo a 75 km/h y lanzándose luego a más de 2000 pies de altura.

Flying Frenchies y un híbrido extremo entre surf, parachuting o highlining

Fundados por Julien Millot y Tancrède Melet en 2008, los Flying Frenchies respiran deportes extremos. Son su pasión, perdición y el eje de sus espectáculos. La adrenalina corre por sus venas, impulsándolos a colgarse de precipicios, acantilados y rascacielos de Noruega o París, tal como puede verse en el documental I Believe I can Fly.

Lamentablemente, Melet falleció en enero de 2016 tras un accidente en globo aerostático. Fogueados bajo su propio legado y concepción, los Flying Frenchies continúan ideando locuras extremas e insólitas y sus habituales lanzamientos al abismo. Lo de ellos es circo, deporte y absoluta adrenalina.

Flying Frenchies son un grupo de amigos franceses apasionados por la acrobacia, las actividades aéreas y los deportes extremos…

Tal como lo define Anicet Leone, una de las cabezas detrás del colectivo: “En el aire, el viento es suave y el alma está libre“.

Durante una entrevista con Red Bull, Leone explica quiénes son Flying Frenchies:

…También somos artistas, comediantes, payasos, acróbatas y músicos. Es una gran mezcla de todo. Nuestro deseo es convertir los valores de la sociedad impulsada por el lucro y reemplazarlos con la belleza de lo no-útil, para dar un sentido a nuestras vidas, más allá de lo que se espera. Queremos que nuestras vidas sean una música que nos conduzca a través de nuestros corazones. Queremos estar abiertos a lo desconocido y al deseo de descubrir el mundo, tanto fuera como dentro de nosotros. Somos payasos, tontos y nos lanzamos en los espacios vacíos, surcando el aire para provocar y ser vistos, representando a la minoría de los soñadores atípicos”.

Surfeando a metros de altura

Por más videos de Flying Frenchies

www.flying-frenchies.com/fr/films

Dejar una respuesta