Hemos visto a grandes surfistas bajo soleados cielos, en días encapotados de nubes, abundante lluvia, o surfeando en plena tormenta. Esta semana se publicó un video, donde el australiano Mick Fanning cabalga sobre olas debajo de la mágica aurora boreal de Lofoten, en Noruega…

De primera, parece la postal de otro planeta. Un extraterrestre haciendo surfing en un planeta lejano. En realidad, estelas verdes y amarillas bailan pintándose en el cielo, mientras el tres veces campeón del mundo dibuja a la perfección las olas árticas de Lofoten.

Cuando entré por primera vez, pensé que no teníamos nada, pero es bastante sorprendente lo que los muchachos pudieron capturar. Tengo suerte de haber tenido la oportunidad de hacerlo. Es otro mundo aquí en Noruega“, expresa Fanning en este registro de los noruegos Mats Andreassen Grimsaeth y Emil Kjos Sollie.

Mick Fanning bajo la aurora boreal de Lofoten, Noruega…
Foto: Emil Sollie and Mats Grimsaeth/Red Bull

Surfear bajo la aurora boreal es algo que recordaré por siempre. La aurora boreal bailaba a través del cielo“, dice Fanning acerca de ese brillante cielo nocturno verde, que hizo de especial telón de fondo, como si estuviera soñando, emergiendo casi que de improviso.

El rodaje en sí fue complicado, nos sentamos por dos noches seguidas esperando que llegaran las luces. Y de repente, me encontré medio dormido, saltando en un traje de neopreno y saliendo…

Despertando en la noche de Lofoten, surfeando las olas bajo la aurora boreal.

Baile de luces sobre el cielo

Conocida en el hemisferio norte como aurora boreal, se percibe generalmente en regiones polares, bajo el aspecto de un colorido brillo o luminiscencia que aparece en el cielo nocturno.

Las luces danzantes del Norte… Foto: northernlightscentre.ca

Según explica la web canadiense Northern Lights Centre, estas luces danzantes del Norte “son, en realidad, el resultado de colisiones entre partículas gaseosas en la atmósfera de la Tierra con partículas cargadas liberadas de la atmósfera del Sol. Las variaciones de color se deben al tipo de partículas de gas que entran en colisión. El color auroral más común, de color verde amarillento pálido, es producido por moléculas de oxígeno situadas a unos 60 kilómetros sobre la tierra. Las auroras raras, totalmente rojas, son producidas por el oxígeno a gran altitud, a alturas de hasta 200 millas. El nitrógeno produce una aurora azul o púrpura-roja… Las luces se ven por encima de los polos magnéticos de los hemisferios norte y sur. Son conocidos como ‘Aurora borealis’ en el norte y ‘Aurora australis’ en el sur.

Entre los meses de septiembre y marzo son los mejores momentos para ver la aurora boreal del hemisferio norte, mientras que entre marzo y septiembre la aurora austral del hemisferio sur.

Las luces de la aurora generalmente se extienden de 80 a 640 kilómetros sobre la superficie de la Tierra…
Foto: AFP – Olivier Morin

El nombre procede de Aurora, diosa romana del amanecer y del vocablo griego Bóreas (norte).

Los mejores lugares para percibir la aurora boreal son las zonas del noroeste de Canadá, en especial Yukón, Nunavut, Territorios del Noroeste; así como Alaska, el extremo sur de Groenlandia e Islandia, la costa norte de Noruega y las aguas costeras al norte de Siberia.

De pasada, tremendo video de surf en Islandia

h639047

 

 

 

 

 

 

Dejar una respuesta