Hoy entrevistamos al fotógrafo Michal Pelka. Residente en Holanda, su pasión por la fotografía surgió en un viaje a Australia, cuando tenía 20 años. Actualmente vive y disfruta el reto de fotografiar el Mar del Norte, un lugar tan complejo como sorprendente, capaz de ofrecer swells de una calidad asombrosa.


Empezaste a fotografiar a los 20 años en Australia. Ahora tienes 36. ¿Qué sensación tienes cuando echas la vista atrás a aquella época?

En las últimos dieciséis años mi enfoque sobre la fotografía ha cambiado mucho. Recuerdo mi primera cámara digital, una Sony de 1 megapíxel. Era mágico al principio. Mi principal objetivo era la fotografía paisajística y de viajes; de hecho, solo fotografiaba cuando viajaba. Nunca recibí nigún tipo de formación o preparación al respecto, si no que todo lo que hacía era fruto de experimentar y de aprender practicando.

Con el paso de los años comprendí que, para obtener la fotografía buscada, era necesaria mucha más preparación y planificación. Visualizar cómo quería realmente que saliese, estudiar la localización, la hora del día, el punto de vista, la elección de la lente, etc, etc. Podría seguir y seguir.

Echando la vista atrás, creo que todo el mundo (sin preparación técnica) puede avanzar a través de su desarrollo personal como fotógrafo, y esto es lo que finalmente conduce a un estilo fotográfico único.

Recuerdo mi primera cámara digital, una Sony de 1 megapíxel. Era mágico al principio.

Fotografía de surf por Michal Pelka
¿Cuando decides volver a Europa y por qué escoges Holanda? Estuve investigando un poco en tu web pero no especificas tu lugar de origen.

El hecho es que nací en Holanda. Entre los años 2012 y 2014 estuve viviendo en Australia, en Perth concretamente. El oeste de Australia es un destino con una gran reputación en lo que a sus olas se refiere, y el Océano Índico tiene un color increíble, aguas transparentes como pocas veces he visto. Fue realmente ahí donde empecé a combinar la fotografía con el surf y el océano. He sido surfista durante mucho tiempo, pero empezar a llevar la cámara conmigo en mis sesiones de surf me abrió un nuevo mundo, y enseguida me enamoré de la fotografía basada en el surf. Por motivos laborales y familiares decidí regresar a Holanda, pero mi pasión por la fotografía de surf se volvió más fuerte. La decisión estaba tomada, continuaría fotografiando en Holanda.

Michal Pelka durante su etapa fotográfica en AustraliaMichal Pelka durante su etapa fotográfica en AustraliaMichal Pelka durante su etapa fotográfica en Australia

Tengo entendido que te llevó un tiempo introducirte en la comunidad surfera de tu país y conocer a los mejores surfers…¿Cómo gestionaste este proceso? ¿Fue algo sencillo o realmente te encontraste con un grupo cerrado?

A principios de 2014 regresé a Holanda. Sin conocer a ningún surfista y sin tener ninguna conexión con la comunidad de surf, los inicios no fueron fáciles. Decidí empezar por nadar en alguno de los principales spots de Holanda. Pensé que crear un portfolio sería el mejor movimiento, así que publiqué algunas imágenes en forums locales de internet, y por allí empezó a funcionar rápidamente. Poco después organicé una sesión con uno de los mejores surfers del país, consiguiendo algunas fotografías muy buenas. La noticia corrió rápido y fui publicado en uno de los principales surf mags de Holanda, lo que me llevó a nuevos contactos de surfers. Dos, tres años más tarde, mi red se ha ampliado considerablemente, y siempre que hay un swell a la vista consigo acordar una sesión con algún buen surfista.

No siempre hago fotografía de acción. Me gusta mucho capturar la ausencia de tiempo del Mar del Norte, fotografir olas vacías y agua en movimiento. No se necesita una gran red para trabajar, lo que además facilita las cosas. En este sentido, considero que también es muy relajante salir sin preocuparse de nadie, solo de uno mismo y de disfrutar en el agua.

Los mejores surfers de Holanda tras el objetivo de Michal Pelka

¿Qué consideras realmente especial de trabajar en un lugar como el Mar del Norte? 

Fotografiar el Mar del Norte es un gran desafío. No hay muchos días en los que el swell esté ahí, la mayoría de veces es mar de viento. El agua lleva mucha arena y suele ser marrón, además de hacer mucho frío. Dicho esto, ¡me encanta el reto! En este entorno, conseguir una imagen que pueda destacar por sí misma entre todas las fotografías espectaculares que nos llegan hoy en día es realmente gratificante. Necesitas ser paciente y conocer el lugar para estar en el sitio y el momento adecuado. Y la paciencia tiene recompensa. Una o dos veces al mes llega un día en el que todos los factores confluyen. Allí es cuando surge la magia.

La magia según Michal PelkaLa magia según Michal Pelka

Me gusta mucho capturar la ausencia de tiempo del Mar del Norte, fotografir olas vacías y agua en movimiento.

Recientemente has trabajado con alguno de los pros franceses. ¿Cómo surgió esa conexión?

El pasado mes de septiembre hice un viaje fotográfico a Hossegor, Francia. Afortunadamente fue uno de los mejores meses de septiembre en años, con La Graviere funcionando a la perfección cada día. Muchos de los mejores surfistas locales estaban en el pico, así como algunos de la élite internacional. Habiendo capturado buenas imágenes durante el viaje, tuve la suerte de que alguno de los principales portales online las publicasen. A raíz de esto surgió el contacto con grandes surfistas como Vincent Duvignac y William Aliotti.

Surf Trip fotográfico de Pelka en HossegorSurf Trip fotográfico de Pelka en Hossegor

Has viajado mucho durante estos años: Portugal, Indo, Australia, Francia… ¿Has tenido ocasión de conocer España? ¿Está en tus próximos planes? 

A pesar de que me encanta el Mar del Norte, también disfruto mucho viajando. El surf y la fotografía de surf me han llevado a lugares increíbles de nuestro planeta. Espero poder seguir haciendo esto en el futuro.

Hace dos años hice un trip a Mundaka, en el mes de diciembre. Nunca olvidaré ese viaje, pues fue mi primer y último (por el momento) al norte de España. Las olas fueron realmente increíbles durante toda la semana, con Mundaka aguantando perfectamente olas de hasta 12 pies (4 metros), ofreciendo secciones de tubos enormes.  Mi primera fotografía del primer día, (y el más grande) acabó directamente en la foto del día de Magicseaweed. La belleza del entorno es impresionante allí. Aprovechamos la ocasión para viajar y conocer los alrededores, así como San Sebastián y Bilbao. Me encanta España y espero poder regresar pronto.

Michal Pelka en MundakaMichal Pelka en Mundaka

Nunca olvidaré ese viaje (al norte de España) […] Las olas fueron realmente increíbles durante toda la semana, con Mundaka aguantando perfectamente olas de hasta 12 pies.

Así lo esperamos nosotros también. Bueno, para ir acabando con la entrevista, una última cuestión. Si alguno de nuestros lectores estuviese pensando en hacer un surf trip por el Mar del Norte, ¿cuáles serían tus recomendaciones?

Si la intención es visitar Holanda para un surftrip, mi consejo es hacerlo a principios de noviembre. El agua todavía está relativamente caliente del verano (entre 12ºC y 14ºC) y las bajas presiones en el Mar de Noruega son una gran fuente para buenos swells de norte. Sin embargo, también debo advertiros, pues el surf en Holanda puede ser muy impredecible; a veces no tenemos olas en dos o tres semanas, ¡incluso en noviembre! Si no os gusta el frío, entonces venid en julio. De todos los meses de verano, julio parece ser la opción más inteligente. El agua está caliente y, si tenéis suerte, podéis coincidir con algún buen swell de tanto en tanto.

Surf en Holanda fotografiado por Michal PelkaSurf en Holanda fotografiado por Michal Pelka


Puedes encontrar el trabajo de Michal Pelka en su web y también en su perfil de Instagram.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Por favor ingrese su nombre aquí