Inmersa en la parte central de su pretemporada, tenemos la oportunidad de entrevistar a Garazi Sánchez, una surfista que ha vivido, en este 2017, su mejor año competitivo hasta la fecha. Y es que, además de finalizar en el puesto 33º del ránking internacional del QS, Garazi ha conseguido, entre otros éxitos, proclamarse campeona de España y campeona de la Siroko Surf League.

Conoceremos, por tanto, un poco más a esta joven surfista, repasando con ella su carrera, sus planes y objetivos. Además, aprovecharemos la oportunidad para que nos de su opinión sobre temas tan interesantes como los cambios en el circuito o la situación actual del surfing femenino; sin olvidarnos del tremendo susto que vivió en Australia durante la última prueba del calendario.

Entrevista a Garazi Sánchez

¿Cómo conoce el surf Garazi Sánchez?

La verdad es que empecé a surfear gracias a mis padres. Ellos tenían una furgo y en verano solíamos ir muchos findes a dormir a Laga. Allí hacían kayak-surf mientras que mi hermano y yo comenzamos a practicar y ponernos de pie sobre el buggy

En invierno, en cambio, íbamos mucho al skate park de La Cantera. Al final una cosa fue llevando a la otra y mis padres decidieron apuntarnos a unos cursillos de surf. Lo que sucedía en aquella época es que todavía no existían las escuelas de surf. Entonces empezaron a buscar en el pueblo a ver quién podría dar esos cursos, y finalmente encontraron a Gorka Yarritu, que por aquel entonces competía en el circuito europeo (EPSA).

A partir de aquí se formó un grupo de surfistas, entre los que estaban Diego, Dani e Iker por un lado, y mi hermano y yo por el otro. Fue así como empezó la escuela de surf y como empezó todo para mí. Pasamos todos los veranos de nuestra infancia y adolescencia volviendo loco a Gorka y surfeando de sol a sol.

¿Cómo valorarías tus resultados en este 2017? 

Me encuentro en un momento muy bonito. […] Es un punto de partida muy ilusionante y motivador de cara al próximo año.

La verdad es que este año ha sido muy positivo en diferentes aspectos.

Por un lado, gracias al buen inicio que tuve. La victoria en Israel fue muy importante; no solo a nivel emocional y de puntos, si no también por la tranquilidad que te da para afrontar la temporada el extra del price money.

Por otro lado, he ido configurando, poco a poco, un equipo deportivo y técnico con el que me siento muy a gusto: desde Ricky Bilbao, cuya labor me parece imprescindible en la preparación de los aspectos técnicos de competición, Gorka Alegría, quien me prepara en el aspecto mental desde hace más de siete años, y Health & Sport, con quienes entreno el tema físico.

La noticia del surf como deporte olímpico ha sido también un hecho destacable. Esto nos ha abierto una serie de posibilidades a aquellos surfistas que nos queremos dedicar a la competición.

Sinceramente, creo que me encuentro en un momento muy bonito. Me he ido sintiendo cada vez más a gusto en los campeonatos; ha habido resultados buenos y otros que me hubiese gustado que fueran mejores. Sin embargo, la valoración no solo es positiva, si no que es un punto de partida muy ilusionante y motivador de cara al próximo año.

En el último evento del calendario, en Australia, viviste quizás uno de los momentos más intensos en el mar. ¿Qué pasó realmente?

En Australia sucedió algo bastante curioso. Primero tuvimos un aviso de tiburón, que al parecer era bastante grande; recuerdo perfectamente la cara desencajada del jetsky, que fue cuando me di cuenta de que algo malo estaba pasando. La verdad es que, en ese momento, no tuve mucho tiempo para reaccionar…el caso es que salimos del agua y no pasó nada.

Lo cierto es que, esa noche, después del susto, apenas conseguí dormir. Nuestra manga iba a ser la primera del día siguiente, y teníamos el check-in a las 6:30. Según todo lo que sé acerca de los tiburones, es a primera hora de la mañana cuando más se dejan ver.

Al amanecer, entramos en manga a las 7. Era un día bastante tormentoso y con viento onshore. Un día muy feo. Y, hombre, no piensas que te vaya a pasar otra vez a ti. Dos veces en dos días… sin embargo, eso fue lo que pasó. Recuerdo que cogí una ola y, al remontar, vi a mis compañeras remando como locas hacia el jetsky. Yo estaba unos diez metros más lejos que ellas y empecé a remar como nunca antes lo había hecho.

Allí sí que fue cuando sentí más ese miedo, porque me vi sola durante unos segundos con, supuestamente, un tiburón muy cerca nuestra. Además, ya había entrado al agua condicionada por esa intranquilidad del día anterior. Fue un momento bastante tenso. Cuando salí tenía un montón de adrenalina y emociones encontradas y no pude reprimir las lagrimas. Lo único que no quería era volver al agua.

 Lo único que no quería era volver al agua

Al cabo de una hora el campeonato se reanudó. Decidí entrar al agua y no pasé por 0.03, pero eso fue lo de menos. La verdad es que estaba muy contenta de que todo quedase en un susto.

La temporada QS acabó este año el 5 de noviembre. ¿Cómo afrontas estos meses y cuáles son tus planes para el invierno?

Se podría decir que ahora mismo estoy en plena pretemporada. Mi objetivo, por el momento, es centrarme en conseguir una buena base física. En este sentido, le estoy dedicando muchas horas al gimnasio, aprovechando que hace más frío y que no se puede estar tanto tiempo en el agua.

A corto plazo tengo planeado un viaje a Canarias, en donde intentaré compaginar ese trabajo en la parte física con más horas de agua, así como los aspectos más técnicos. Ahora por aquí (el norte de España) es un poco más complicado trabajar eso, por el frío, las pocas horas de luz…

Será a mediados de enero cuando empiece de nuevo con la competición, con el Florida Pro, el primer 6.000 del año. De allí iré a Canarias de nuevo, a competir en un 1.500 (Las Américas Pro Tenerife), a Australia a entrenar y a seguir con el circuito.

Hablando del circuito. ¿Qué opinión te merecen los recientes cambios que la WSL ha anunciado en las últimas semanas?

Creo que son cambios positivos. Sobre todo para que el deporte pueda ser más deporte. Que haya una pretemporada y una temporada mejor definidas, que los aficionados estén más “enchufados” al estar todo más condensado…

Los cambios siempre son buenos para el deporte, para deportistas y para público. A veces hay que hacer ajustes a posteriori, pero creo que van a ser cambios positivos.

El tema de la piscina, aunque haya gente que esté más o menos de acuerdo, al final es como la tecnología, es una realidad que traerá cosas buenas y cosas malas. A nosotros, a nivel de deportistas, creo que puede traer cosas buenas. En cuanto que el surf crezca y las retransmisiones aumenten, nosotros podremos seguir creciendo profesionalmente. Luego tendrá sus cosas malas, pero la verdad es que es una realidad que ya está aquí y que, por mucho que nos guste o nos deje de gustar, va a seguir estando.

Considero que lo suyo es enfocar el tema desde un punto de vista constructivo; por mi parte, como deportista, creo que todo esto puede tener cosas muy positivas. Los cambios siempre son buenos para el deporte, para deportistas y para público. A veces hay que hacer ajustes a posteriori, pero creo que van a ser, como decía antes, cambios positivos.

¿Cómo valorarías la situación actual del surfing femenino en España?

Pese a que el tema de los apoyos cada vez está más complicado, creo que tengo suerte, dentro de lo que cabe, de contar con gente que confía en mí y que han decidido apoyarme, sin recibir, la verdad, demasiado a cambio.

Ellos son mis entrenadores, a los que hacía mención antes, “Fishi” de Prosurf; y luego marcas como Arnette y Xcel, que me llevan apoyando desde hace mucho tiempo y, a pesar de los tiempos que hemos pasado,  han seguido estando allí. Eso es algo que tengo que agradecer mucho y ojalá pueda seguir dándoles triunfos.

¿En quién confías a la hora de seleccionar tu quiver?

Las tablas que utilizo son las Mayhem de Lost. Son tablas que se shapean en Olatu, en Pukas. Trabajo de forma personal con David, que es el back shaper de Mayhem aquí, en Europa. Y sinceramente, tengo mucho que agradecerle, porque cuida mucho los detalles y mantiene un vínculo estrecho con los surfistas. A día de hoy creo que tengo una gran selección de tablas, sobre todo teniendo en cuenta que surfeamos muchas veces olas mediocres, en donde es muy importante contar con un quiver en el que confías.

Nos gustaría acabar la entrevista conociéndote un poco mejor. Para ello hemos elegido estas preguntas breves:

¿Cuál es tu ola favorita?

Barra de la Cruz (México)

¿Quién sería para tí tu surfista de referencia?

Mick Fanning

¿Cuál es el campeonato en el que te sientes como en casa?

El Zarautz Pro

¿Quién es tu artista preferido?

Jacke Bugg

Una película que verías una y otra vez.

En Busca de la Felicidad

Mi objetivo es ambicioso pero no es otro que conseguir el máximo de puntos posibles para poder luchar por entrar en el CT. Es algo complicado, pero creo también que es algo posible.

Un libro que nos recomendarías. 

Jugar con el corazón, de Xesco Espar

Y por último, ¿cuáles son tus deseos para el próximo año?

No me gusta mucho ni decir los objetivos en alto ni tratar de contabilizarlos o enumerarlos. No obstante, mis deseos son estar lo más en forma posible y aprender de todo lo que he fallado y lo que tengo que mejorar de este año.

Mi objetivo es ambicioso pero no es otro que conseguir el máximo de puntos posibles para poder luchar por entrar en el CT. Es algo complicado, pero creo también que es algo posible. Y en este sentido voy a trabajar en todo lo que esté en mi mano y entrenar lo máximo posible. Al final, veremos qué pasa pero bueno, mi mayor deseo es ver hasta donde soy capaz de llegar.

Muchas gracias por tu tiempo Garazi. ¡Desde esta redacción te deseamos mucha suerte para poder alcanzar todos tus objetivos!

Fotos de agua: Juan Labad

Primeros planos: Andrea Sánchez 

2 COMENTARIOS

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.