En ocasiones anteriores hemos hablado sobre la problemática del plástico. Un tema de una profunda complejidad que debe ser tratado a diferentes escalas en las sociedades. Tendemos a pensar que nuestros actos son prácticamente irrelevantes, que lo que haga un único individuo poco o nada va a repercutir en los demás. Nada más lejos de la realidad.

Desde la fundación Surfrider nos proponen diez sencillos pasos para reducir nuestra huella plástica en el mundo, y ayudar así a la preservación de los ya dañados entornos marinos.

  1. Cuando se trata de bolsas de la compra o agua embotellada, la mejor opción es la reutilización. Bolsas de tela o rafia, así como botellas de vidrio y de metal se encuentran fácilmente a precios muy accesibles.
  2. Rehúye de los envoltorios de un solo uso y de los envoltorios excesivos. Pajitas de plástico y otros plásticos desechables tampoco son bienvenidos. Los utensilios reutilizables siempre serán más benévolos con nuestro entorno.
  3. Intenta reducir tu consumo de alimentos preenvasados. Hay alternativas más respetuosas con el medio ambiente (y más saludables).
  4. ¿Por qué no usar la misma taza de desayuno en el trabajo? ¿O cuando pides un café para llevar? Es, sin duda, una sencilla y eficiente forma de reducir nuestro consumo de plástico diario.
  5. Una de las medidas que quizás más nos cueste a los amantes de la música es tirar hacia lo digital. El consumo de cd’s, dvd’s y sus respectivas cajas deberían tener los días contados, si caemos en la cuenta que lo podemos tener prácticamente todo online.
  6. Intenta descubrir alternativas a los utensilios de plásticos que necesitas en tu día a día.
  7. El reciclaje es clave. Si tenemos que usar plástico, por falta de alternativas, podemos escoger #1 (PETE) o #2 (HDPE), los cuales son los que más comúnmente se reciclan. Evitar bolsas de plástico y espumas de poliestireno es fundamental, dado su mínimo ratio de reciclabilidad.
  8. El voluntariado en la limpieza de playas también ayuda. La Surfrider Foundation es una de las muchas iniciativas organizadas que existen en este aspecto. Pero la propia iniciativa individual es igual de necesaria. Detenerse dos minutos a cuidar la playa que frecuentas es de gran importancia.
  9. Promueve el reciclaje de bolsas de plástico, espumas de poliestireno y botellas.

Difunde el mensaje. Habla con familiares y amigos sobre la importancia de dejar de lado los plásticos.


Fotocred de portada: Surfrider Foundation

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.