Actualmente, no sólo el deshielo del Océano Ártico preocupa a los científicos. Además de estar perdiendo su antiguo y grueso hielo, el Ártico se encuentra más cálido de lo que debería estar…

Recientes registros de la extensión de hielo marino del Ártico han sido los más bajos en la historia, reduciendo a un tamaño récord la delgada capa blanca que cubre al océano polar. Un gráfico publicado por la National Snow and Ice Data Centerese indica las anomalías de temperatura registradas durante octubre de 2016, sintonizando lamentablemente con la animación de la NASA mostrando el deshielo del Océano Ártico a lo largo de los últimos 30 años.

Hace apenas un mes, la NSIDC (National Snow and Ice Data Center) documentaba:

En octubre de 2016, la extensión promedio de hielo marino del Océano Ártico rondó en los 6,40 millones de km² (2.5 millones millas cuadradas), el más bajo de octubre en el registro de satélite. Estos son 400.000 km² (154.400 millas cuadradas) más bajos que en octubre de 2007, la segunda extensión de hielo más baja y 690.000 km² (266.400 millas cuadradas) menos que en octubre de 2012, el tercero más bajo. La extensión promedio fue de 2,55 millones de km² (980,000 millas cuadradas) por debajo del promedio del período octubre de 1981-2010”.

Luego de analizar 19 estaciones meteorológicas que rodean el Océano Ártico, un metereólogo que escribe sobre el clima en Alaska, entre números se encontró con que la temperatura promedio era unos 4 grados por encima del récord de 1998. En su blog sostiene que desde noviembre de 2016, las temperaturas han aumentado aún más.

En estos momentos, el Ártico se encuentra más cálido de lo que debería...
En estos momentos, el Ártico se encuentra más cálido de lo que debería…

Además de aire más caliente, también suben las temperaturas del agua. “Hay algunas áreas en el Océano Ártico que ahora tienen hasta 25 grados Fahrenheit por encima del promedio”, indicó a The Washington Post Mark Serreze, director del National Snow and Ice Data Center.

En este momento, el hielo marino está en un registro bajo para esta época del año. Eso es una cosa. Y por qué es tan bajo – otra vez, hay tanto calor en la parte superior del océano en estas zonas libres de hielo, que el hielo no puede formarse en este momento. El océano sólo tiene que deshacerse de este calor de alguna manera y está teniendo mucha dificultad para hacerlo”, explicó.

Las temperaturas de la superficie del agua en octubre fueron extrañamente altas en los mares de Chukchi, Beaufort, Barents y Kara, a lo largo de la costa eurasiática, lo cual limita el crecimiento de hielo. Credito: Climate Change Institute/University of Maine
Las temperaturas de la superficie del agua en octubre fueron extrañamente altas en los mares de Chukchi, Beaufort, Barents y Kara, a lo largo de la costa eurasiática, lo cual dificulta el crecimiento de hielo.
Credito: Climate Change Institute/University of Maine

Varios científicos han manifestado, apunta la NSDIC, que “tanto el espesor como la extensión del hielo marino de verano en el Ártico experimentó una dramática disminución en los últimos 30 años. Esto es consistente con las observaciones de un Ártico que se calienta. La pérdida de hielo marino también tiene el potencial de acelerar las tendencias del calentamiento global y de cambiar los patrones climáticos“.

A causa del calentamiento global, el deshielo del Océano Ártico se acelera cada vez más. La disminución del hielo ha alcanzado este año un nuevo récord negativo, desde que en 1979 comenzaron a realizarse registros por satélite. Una situación que coincide con las extrañamente elevadas temperaturas constatadas a lo largo de 2016.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta