Un pez de colores

¿Qué hacer para evitar o minimizar la destrucción? Crear. Dar vida a preciosas especies marinas, utilizando la basura de las playas y los restos que el océano trae a la orilla. Eso hace Washed Ashore, una iniciativa que consigue sacar algo bueno de la contaminación de los océanos, una penosa realidad a la vista, que a todos debería involucrar…

Bajo la forma de esculturas hechas con basura, una forma de llamar a la reflexión, realizando una acción directa contra la contaminación marítima.  Recogiendo restos plásticos y otros desechos que día a día son echados en las playas de Oregon, Estados Unidos, el equipo de Washed Ashore crea las más bellas e insospechadas piezas.

Otro pez de colores hecho con restos de basura

Cada escultura es diseñada y dirigida por un artista profesional y luego creada a través de la colaboración de miembros del equipo de Washed Ashore, voluntarios y estudiantes. Así nace una obra de arte. De las toneladas de la contaminación plástica, las esculturas monumentales han surgido para despertar los corazones y las mentes de espectadores ante la crisis de los desechos marinos. Nuestras piezas de arte y programas educativos viajan por la nación para inspirar el cambio en los hábitos de consumo“, indican desde la web de esta iniciativa.

Una vez recogida la basura, se encargan de lavarla y ordenarla, clasificando cada objeto según su color y tamaño. Buscando parar con la contaminación de los océanos, gracias al esfuerzo mancomunado de miles de voluntarios, se lleva adelante un proyecto digno de imitarse en otras partes del mundo.

Porque si algo sobra (y literalmente) en las playas, son justamente todos esos restos de basura que día a día turistas y locales vierten absurdamente. Habría objetos de sobra para ser recogidos y aprovechados como materiales de obras. Quizá sea el mejor destino que podamos darle a todo aquello que no debería estar allí: usarlo para crear algo.

Convertir la basura y las severas toneladas de plásticos que amenazan el océano y la vida marina de tantas especies, en una creación. En una obra capaz de inspirar a otros a hacer algo parecido. Y así aportar apenas un granito, que colabore a reducir la contaminación de los océanos, una triste realidad en aumento…

Tiburón hecho con desechos marinos.

Más basura que peces

En promedio, el 80% de los desechos marinos proviene de fuentes terrestres. De acuerdo con una reciente investigación, titulada THE NEW PLASTICS ECONOMY. RETHINKING THE FUTURE OF PLASTIC, “cada año, al menos 8 millones de toneladas de plásticos son arrojadas al océano, lo cual equivale a verter el contenido de un camión de basura en el océano a cada minuto. Si no se toman medidas, se espera que aumente a dos por minuto en 2030 y a cuatro por minuto para 2050… La mejor investigación actualmente disponible estima que hay más de 150 millones de toneladas de plásticos en el océano hoy en día“.

Washed Ashore asegura que jamás agregan ningún elemento a sus obras. Siempre encuentran plásticos de todos los colores y tamaños…

De acuerdo con este reporte publicado por World Economic Forum y Ellen MacArthur Foundation, es de esperarse que lleguemos a tener más plástico que peces (en peso) para el año 2050, si es que no hacemos nada al respecto.

Dejar una respuesta