Siempre hemos visto reportajes en la TV, donde jóvenes españoles dejan sus trabajos, muchas veces muy bien remunerados y se escapan a paraísos para cumplir sus sueños, o sólo escapar del Mundanal Ruido.

Este es un ejemplo de como una urbanita, se escapa de la locura de la Gran Ciudad para irse a un vivir, a miles de kilómetros de lo que pudiera ser llamado comodidad para la mayoría de nosotros, un lugar totalmente diferente

Un grupo de Españoles, encabezados por Ariadna Bejiga han creado un surfcamp, con todas las comodidades para el occidental dentro de un paraíso, con buenas olas y lujos para que no falte de nada, en esta escapada. ¿Pero donde esta el Bali Monkey House  Surfcamp?

Durante décadas hemos oído hablar de las olas de Indonesia y del encanto en particular de la Isla de los Dioses (Bali).

Si bien es cierto que el crecimiento en la isla de Bali ha ocasionado que los surfistas nos movamos por otras islas de las 14.000 que componen el archipiélago de Indonesia.
Esto ocasiona que se esté potenciando mucho el surf en Islas como Sumbawa, Sumba, Lombok, Mentawai , etc., donde puedes surfear con muy poca gente en el agua y con la naturaleza predominando como bandera.

Pero BALI no deja nunca indiferente a nadie, el crecimiento de la zona de Canggu hace que si se viaja a Indonesia sea parada obligada Bali y la zona de Canggu, donde el surf y el after surf hacen de esta zona un punto de encuentro de surfistas de todo el mundo.

Desde WIPEOUT quisimos conocer de primera mano cómo es la vida en Canggu y por ello contactamos con Ariadna Bejiga, una surfera Española asentada en Bali desde hace 5 años dedicada al mundo del surf y como ella cuenta “ En la isla de las oportunidades hacemos todo lo que salga” pero su principal negocio es el www.monkeysurfcampbali.com.

Un surfcamp diferente que cuenta con todas las facilidades que uno espera cuando viaja a estos países, y sobre todo buen rollo lo que hace que la estancia en Bali sea insuperable, piscina, clases personalizadas de surf en agua y en seco, yoga enfocado al surf , masajes terapéuticos, habitaciones privadas y comunes, bar donde se ofrecen desayunos , comidas y cenas típicas Indonesias, alquiler de material, excusiones por Bali, la verdad que reúne todo lo necesario que busca un turista amante de la naturaleza, la buena compañía , las olas.

Vamos a conocer un poco más, de la protagonista de esta historia, Ariadna Bejiga

Dos expatriados surfistas y dos apasionados de la isla de los dioses, pies descalzos, una flor en el pelo, labios salados tras una buena sesión de surf, olor a mar y comida callejera… y un mismo sueño en el aire esperando a convertirse en magia y realidad.
Tras el éxito conseguido con Monkey House Hostel, nos hemos aventurado con un segundo proyecto que siguiera la misma filosofía de buen rollo pero añadiendo un punto extra de confort, diversión y surf. Sobre todo surf.

Bali Monkey House Surfcamp es nuestro tesoro, un complejo de referencia en el centro de Canggu que reúne todos aquellos detalles que hemos apreciado en cada uno de nuestros viajes y aquellos otros que, a veces, nos han faltado para sentirnos menos nómadas y más como en casa. Por eso, nuestro objetivo era crear ése lugar idílico  donde amigos y familiares se congregaran y compartirán buenos momentos.

Nos entusiasma la cultura, el entorno natural y la vida local de Bali, por lo que hemos plasmado lo mejor de ellos en cada rincón de la casa, cada una de sus habitaciones, cada obra de arte colgando de las paredes, cada ingrediente de nuestra cocina… queremos ir un poco más allá y ofrecerte todas las facilidades y comodidades que puedas necesitar, todo lo esencial y especial que haga que, cómo nosotros, no quieras dejar este lugar nunca más.

¿Quién es Ariadna Bejiga?
Ariadna Bejiga es una chica Catalana de 32 años que cayó en Bali de casualidad y después de dedicarme a un montón de cosas siguiendo mi profesión de masajista deportiva, hace 4 años monte el primer Monkey Surfcamp en Canggu , Bali, ya que mi pasión era el Surf y poder hacer de la experiencia de los turistas algo inolvidable.

¿Cuándo empezaste a hacer surf y dónde?
La primera vez fue en Cantabria durante unas vacaciones de verano.  Fue duro porque pasé tres horas de lavadora en lavadora porque no tuve a nadie que me explicara nada sobre el mar o ni siquiera cómo utilizar la tabla de surf. Pero entonces, mi pareja en aquel momento, vino a ayudarme, empujó mi tabla y conseguí coger mi primera ola. La sensación fue espectacular, era adictiva, quería más. Si no hubiera sido por lo cansada que estaba tras tanta lavadora, me hubiera quedado en el agua dos horas más.

¿Por qué decidiste venir a Bali, concretamente a Canggu?
En realidad no fue una decisión o algo premeditado. Me encontraba en Tailandia haciendo un curso de masaje y mi visado se acababa, por lo que cómo no tenía ganas de volver a casa miré cuál era el destino más cercano en el que pudiera hacer surf, Bali. Justamente tenía un amigo viviendo allí, precisamente en Canggu, por lo que le contacté y decidí venirme. ¡Y desde entonces no me he movido de aquí! ¿Destino quizás?

¿Qué hace que no quieras marchar?
La isla me atrapa. Muchas veces me hago yo misma esta pregunta puesto que he tenido muchas oportunidades de marcharme y empezar de nuevo en otro lugar. Pero tengo un sentimiento que me impide dejar la isla. La vida aquí no es fácil, pero siento que ni quiero ni puedo marchar.

¿Cómo te has ganado la vida durante todo este tiempo?
¡Uff! He hecho de todo por tal de quedarme en la isla. Desde montar un hostal( Bali Monkey House) con mi ex pareja, hasta trabajar online, diseñar bikinis, diseñar un programa informático… trabajos que requerían nuevas aptitudes en mi cada vez que los emprendía, pero valía la pena el esfuerzo sólo por alargar mi  estancia en Bali.

¿Cuál es tu proyecto(s) en la actualidad?
En la actualidad estamos trabajando en un proyecto ilusionante www.monkeysurfcampbali.com, junto con unos amigos Españoles que llevan tiempo viviendo en Bali, nos decidimos a montar un surfcamp donde todo el que venga a Bali este tranquilo y pueda preocuparse solo de lo que más les gusta “EL SURF”.

Por eso en el MONKEY  ofrecemos clases particulares y personalizadas, con un instructor por alumno, teoría y ejercicios tanto fuera como dentro del agua. Todo lo necesario para hacer que cada uno de los alumnos puedan llegar a ser el mejor surfista disfrutando de esta isla paradisiaca, a parte también dentro del surfcamp tenemos diferentes servicios como , área de masaje, bar, piscina, excursiones guiadas, fiestas, skate park , etc.. todo esto es lo que nos diferencia del resto de surfcamps de Canggu convirtiéndonos en el principal de la zona. Eso es lo que nos diferencia, es el sitio ideal para los que quieren pasar un buen rato, pero especialmente para los que quieren mejorar su surf. De aquí que nuestro programa sea tan personalizado, detallado y enfocado a ejercicios y actividades relacionadas con el surf: entrenamientos, estiramientos, entender el mar,  cómo actuar ante ciertos peligros e imprevistos en el agua…

¿Cuál es la Filosofía del MONKEY SURFCAMP BALI?
Todo el mundo tiene una buena historia que contar y así es  la nuestra: dos expatriados surfistas y dos apasionados de la isla de los dioses, pies descalzos, una flor en el pelo, labios salados tras una buena sesión de surf, olor a mar y comida callejera… y un mismo sueño en el aire esperando a convertirse en magia y realidad.

Tras el éxito conseguido con Monkey House Hostel, nos hemos aventurado con un segundo proyecto que siguiera la misma filosofía de buen rollo pero añadiendo un punto extra de confort, diversión y surf. Sobre todo surf.

Bali Monkey House Surfcamp es nuestro tesoro, un complejo de referencia en el centro de Canggu que reúne todos aquellos detalles que hemos apreciado en cada uno de nuestros viajes y aquellos otros que, a veces, nos han faltado para sentirnos menos nómadas y más como en casa. Por eso, nuestro objetivo era crear ése lugar idílico  donde amigos y familiares se congregaran y compartirán buenos momentos.


Un lugar para todo tipo de viajeros, desde surfistas con ganas de buenas olas hasta aprendices ilusionados por coger su primera, pasando por amantes de la cocina local, practicantes de otros deportes o exploradores con deseo de descubrir la isla… En definitiva, viajeros que inspiran y se dejan llevar.

Nos entusiasma la cultura, el entorno natural y la vida local de Bali, por lo que hemos plasmado lo mejor de ellos en cada rincón de la casa, cada una de sus habitaciones, cada obra de arte colgando de las paredes, cada ingrediente de nuestra cocina… queremos ir un poco más allá y ofrecerte todas las facilidades y comodidades que puedas necesitar, todo lo esencial y especial que haga que, cómo nosotros, no quieras dejar este lugar nunca más.

¿Cambiarías algo de este tiempo viviendo en Bali? ¿Qué?
No cambiaría nada. En Bali he tenido experiencias muy buenas pero también de las peores de mi vida. Sin embargo, las buenas me han dado la oportunidad de conocer gente increíble y las malas me han ayudado a crecer como persona y a darme cuenta de que, si realmente se quiere, nada es imposible. Puedes llegar adónde quieras.

¿Cómo es pelear con los locales por las mismas olas?
Al principio no había mucho turismo y los locales siempre te ayudaban. Eso me impactó muchísimo comparándolo con los locales de otros países en los que había estado surfeando. Aquí siempre me han animado a coger olas. Más adelante, cuando empezó a haber más turistas la situación cambió, porque todos teníamos que pelear por nuestra preferencia. Pero la clave siempre está en el respeto.

¿Cuál es tu surf spot favorito en Bali?
Es difícil escoger sólo uno porque cada temporada unos spots funcionan mejor que otros, pero una de las olas que más me gusta para longboard es Batu Bolong. Es una ola que da mucho juego, divertida y para pasarlo bien. Es mi home spot y le tengo un cariño especial, es el punto de encuentro con mis amigos y me siento muy cómoda. Para tabla corta tengo mi spot secreto del cual sólo puedo decir que es siempre un reto y requiere de mucha técnica. Medewi  es otro de los surf spots que me encanta, al ser la ola de izquierdas más larga d Bali.

Desde Wipeout Surfmag queremos desear la mejor de las suertes, para este grupo de emprendedores, en este proyecto que tiene tan buena pinta.

Nos vemos en Bali


Dejar una respuesta