Recientes datos invitan a volver a cuestionarnos sobre el calentamiento global, ese fenómeno resignadamente aceptado por unos y tan relativizado por otros. Lo cierto es que en 2016 la Tierra experimentó un récord mundial de calor, alcanzándose las temperaturas más elevadas de todos los registros desde 1880.

Por tercer año consecutivo, se ha constatado un récord de calor en el mundo, según anunciaron recientemente científicos de la NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration) y de la NASA.

La temperatura promedio a través de las superficies terrestres y oceánicas globales en 2016 fue de 58.69 grados Farenheit, o 1.69 grados F sobre el promedio del siglo XX. Desde el inicio del siglo XXI, el récord de la temperatura mundial se ha roto cinco veces (2005, 2010, 2014, 2015 y 2016).

El calentamiento global se ha intensificado por el patrón climático conocido como El Niño, aunque el factor más importante en estos registros ha sido la tendencia a largo plazo del aumento de las temperaturas, impulsado por los crecientes niveles de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero.

2016 fue el año con mayores temperaturas registradas, siguiendo la creciente tendencia de los últimos años…
Foto: NOAA / Fort-McMurray- Chris-Schwarz.

La era moderna del calentamiento global empezó aproximadamente en 1970, tras un extenso período de temperaturas relativamente planas. Durante los últimos tres años fue la primera vez en ese período de tiempo en que tres registros se establecieron de forma consecutiva. Según un informe publicado en The New York Times, de los 17 años más calurosos registrados, 16 han ocurrido desde 2000.

Señales del calentamiento global durante 2016:

  • El promedio mundial de temperatura de la superficie del mar fue el más alto en el registro: 1,35 grados F por encima del promedio.
  • La temperatura promedio global de la superficie terrestre fue la más alta registrada: 2,57 grados F sobre el promedio.
  • 2016 fue el año más cálido de América del Norte, el segundo año más cálido de América del Sur y África; el tercer año más cálido de Asia y Europa; y el quinto año más cálido de Australia.
  • La extensión promedio de hielo marino en el Ártico fue de 3,92 millones de millas cuadradas, el promedio anual más pequeño desde que se iniciaron los registros en 1979.
  • La extensión media del hielo marino antártico fue de 4,31 millones de millas cuadradas, la segunda media anual más pequeña desde que se inició el registro en 1979.

En el siguiente enlace puede verse una infografía de NOAA, donde se apuntan las principales anomalías climáticas constatadas en diversas partes del mundo a lo largo del 2016.

Animación de la NASA mostrando las temperaturas globales desde 1880 a 2016

 


Dejar una respuesta