Sin duda ninguna coger un buen Tubo es el sueño de cualquier surfista, la reina de las maniobras, la esencia del Surf. Si quieres sentir en la piel esa increíble sensación de estar completamente rodeado de agua, de sentirte parte de la ola, aquí tienes 7 Consejos para hacer buenos Tubos:

1.  Ten confianza en ti mismo 

Si no tienes confianza es imposible lograr nada. Por eso antes de nada tienes que estar seguro de ti mismo, de que puedes conseguirlo. Aunque ninguna ola es igual a otra, para afrontar un Tubo además de confianza hay que mostrar valor, decisión y saber elegir cuál puede ser la más apropiada. Después solo queda arriesgarse y esperar tener un poco de suerte. 

2.  La clave está en el “bottom turn”

Para disfrutar de un buen “barrel”, uno de los factores más importantes es el “bottom turn”, que es la maniobra que nos va a permitir subirnos a la parte más alta de la ola. Por eso tenemos que tener claro cómo vamos a acercarnos a la ola. Se trata de un paso fundamental si queremos tener éxito en la siguiente maniobra.

Surfista haciendo un Tubo

3.  Elige el tipo de tabla más adecuada

Hay que tener en cuenta que el Tubo dada su dificultad, es una maniobra que suelen realizar surfistas con cierta experiencia (¡o no!). Un factor que influye de manera decisiva es el tipo de tabla que utilicemos. En este caso las más recomendables son las Shortboard, que son ligeras y están diseñadas para ejecutar maniobras rápidas. También se adapta muy bien a cualquier clase de ola y permite un perfecto equilibrio entre la maniobrabilidad y la velocidad. 

4.  Decide la línea que seguirás

Dependiendo de la forma que dibuje la ola, tendrás que optar por una línea u otra. Una vez que te subas sobre la tabla, tendrás que “intuir” por dónde va a caer el labio, elegir la línea a seguir e imprimir la velocidad necesaria para no salirte fuera del Tubo.

Anthony Walsh surfeando un Tubo

5.  Cuida la posición de tu cuerpo

Muy especialmente con los tubos, un buen surfero debe estar con las rodillas flexionadas, para bajar el punto de equilibrio y que haya un mayor movimiento en las piernas. Llevar los hombros rectos también será de gran ayuda para mantener una buena dirección. Estos detalles te facilitarán controlar la velocidad, por ejemplo en el caso que quieras dirigirte al labio de la ola para obtener una velocidad mayor, que te ayuda a afrontar con garantías la siguiente maniobra.

6.  Pégate a la parte baja de la pared

Cuando las olas son pequeñas es más difícil penetrar en sus Tubos. El error más común es quererse ir por arriba de la ola, para después frenar y meterse debajo del labio. Pero esto provocará que pierdas velocidad, te tire hacia arriba y pierdas la oportunidad. En estos casos para hacer buenos Tubos lo más conveniente es procurar mantenerse en la parte de abajo de la pared.

7.  Pon atención a la salida

Tan importante es saber meterse en el Tubo, como salirse del mismo de la forma más limpia posible. No hay que perder la concentración, ni tampoco dudar que vas a salirte del Tubo. Lo mejor es visualizar la salida, para saber claramente por dónde hay que salirse del Tubo.

Un surfista dentro de una ola en Sumatra. Guillermo Cervera

 

 


Dejar una respuesta